21 de mayo de 2019
1 de julio de 2010

PP pedirá en el Pleno de hoy que se aclare cuánto dinero dispone el Ayuntamiento para el centro de congresos

CÓRDOBA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, José Antonio Nieto, dijo este miércoles que pedirá en el Pleno municipal de este jueves que el gobierno local aclare el dinero del que dispone el Consistorio para ejecutar el proyecto del centro de congresos.

En rueda de prensa, Nieto dijo que propondrá que se fijen garantías para que, si el presupuesto se dispara, lo asuman porcentualmente todas las administraciones implicadas en la financiación. Asimismo, el PP pide que quede claro quién gestionará el centro de congresos y cuánto costará.

Y es que, según este grupo municipal, el proyecto es "un fracaso", teniendo en cuenta que hace diez años que salió el concurso para elegir el proyecto, por lo que se ha perdido mucho tiempo y dinero. Además, el PP teme que el cierre del mismo suponga un "campo de minas" para quien gobierne a partir de las próximas elecciones municipales.

De este modo, Nieto pide que los órganos de control técnico del Ayuntamiento diga "cuáles son los límites en materia de inversiones que tiene el gobierno de Córdoba y qué pasaría en el caso de desviaciones en el proyecto de ejecución del palacio de congresos porque, si se produjera, se podría hablar del reventón definitivo de las cuentas municipales". Por ello, el PP no apoyaría el centro de congresos si el Ayuntamiento tiene que poner más del 50 por ciento de su coste.

Por otro lado, y puesto que la ley declara preceptivo y vinculante un informe de la Agencia Estatal para la Seguridad Aérea que garantice la seguridad en el caso de las construcciones que se levantan en la zona afectada por aterrizajes y despegues en el aeropuerto de Córdoba, el PP pedirá mañana en el Pleno que se inste a acelerar esos informes y la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) dé licencias de obras a la espera de dichos documentos.

El grupo de la oposición propone que se den licencias condicionadas que permita regenerar la actividad económica en el sector de la construcción aunque no tenga los parabienes de la Agencia de Seguridad Aérea, ya que hay 15.000 viviendas afectadas y varios planes parciales a la espera de documentos.