25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 8 de septiembre de 2018

    PP-A pide a la Junta un plan Renove para la hostelería con ayudas por 10 millones a poner en marcha antes de fin de año

    PP-A pide a la Junta un plan Renove para la hostelería con ayudas por 10 millones a poner en marcha antes de fin de año
    EUROPA PRESS/ARCHIVO

    SEVILLA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El grupo parlamentario del PP-A ha registrado una proposición no de ley (PNL) en la Cámara autonómica por la que reclama que el Gobierno andaluz implante un Plan Renove para la hostelería de diez millones de euros con una convocatoria de ayudas y subvenciones que vayan desde el 25 por ciento hasta el 50 por ciento, en función de la situación económica del establecimiento y de la inversión final a realizar.

    En la iniciativa, recogida por Europa Press y a debatir en el seno de la comisión de Turismo y Deporte, los populares explican que el fin de este plan debe ser incentivar las inversiones dentro de la industria turística, para que tanto los establecimientos independientes, las pequeñas y medianas empresas, como todos aquellos establecimientos de hostelería que necesiten renovar o modernizar sus instalaciones, su equipamiento, edificios, rótulos o señalética, así como mejorar la formación de sus empleados, mejoren la calidad de su oferta, productos, servicios e instalaciones.

    Del mismo modo, el PP-A reclama que la referida convocatoria de ayudas y subvenciones del Plan Renove para la hostelería de Andalucía se apruebe antes de la finalización del presente año "para que se implante y lleve a cabo en la temporada baja del destino turístico andaluz".

    Y por último, el grupo de Juanma Moreno apuesta por que se ejecuten al cien por cien los proyectos y presupuestos en materia turística, atendiendo a las cantidades preestablecidas dentro del ejercicio presupuestario acordado "y sin dilación alguna".

    En la exposición de motivos explica que el turismo ha sido hasta ahora el motor económico y de creación de empleo en España y, sobre todo, en Andalucía, donde representa el 13,1 por ciento del PIB según los últimos datos y da empleo a cerca de 400.000 personas, generando unos ingresos de 20.573 millones de euros en el 2017.

    Tras advertir de que el turismo es una industria muy flexible y volátil que está expuesta y puede sufrir alteraciones ante cambios de gobierno o económicos y ante cualquier situación que afecte a la seguridad, a la estabilidad o a la confianza de los consumidores; el PP-A pide "no relajarse" ante los buenos resultados que estén obteniéndose en un período concreto, ni dejar de analizar el entorno que afecta a la industria turística y el comportamiento de los turistas, "especialmente el de los turistas nacionales que llevan estancados un tiempo y decreciendo lentamente, así como el comportamiento de la competencia de otros países que están despertando de sus crisis geopolíticas y empiezan a recuperar a turistas que en su día optaron por España".

    Del mismo modo, los populares entienden que no puede dejarse de apostar por la calidad del destino y de los productos turísticos andaluces, "por lo que nunca debemos dejar de invertir en la mejora de las infraestructuras, en la mejora de los productos, de los establecimientos y, por supuesto, nunca dejar de invertir en la promoción y comercialización del destino turístico".

    El PP-A sostiene que esto implica un compromiso directo, constante y planificado con el sector en dos direcciones, por un lado, un compromiso para regular que, en circunstancias de normalidad y disponibilidad económica y gobierne quien gobierne, los proyectos y presupuestos en materia turística se ejecuten al cien por cien y sin dilación alguna; y, segundo, un compromiso con la inversión y la calidad turística, "poniendo en marcha planes de ayuda y subvenciones para la reforma, mejora y modernización de aquellos establecimientos turísticos que cumplan con los parámetros que la Administración andaluza estipule para garantizar que nuestro destino turístico está en continua mejora de sus infraestructuras, instalaciones y productos".

    Además, defiende que las medidas que contempla la iniciativa deben ser puestas en marcha precisamente en los períodos de baja ocupación que el destino andaluz tiene para que cuando se reinicie la temporada media y alta los establecimientos "estén preparados para dar el mejor servicio a turistas y visitantes".