15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 26 de junio de 2019

    PSOE-A, PP-A, Cs y Adelante respaldan el mantenimiento de la institución Defensor del Pueblo tras pedir Vox su supresión

    PSOE-A, PP-A, Cs y Adelante respaldan el mantenimiento de la institución Defensor del Pueblo tras pedir Vox su supresión
    Primera jornada del Pleno del Parlamento andaluz. El defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, interviene en el Pleno del Parlamento de Andalucía.JESÚS PRIETO - EUROPA PRESS

    SEVILLA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

    PSOE-A, PP-A, Ciudadanos (Cs) y Adelante Andalucía han defendido este miércoles ante el Pleno del Parlamento el mantenimiento de la institución del Defensor del Pueblo Andaluz, cuyo titular actual es Jesús Maeztu, después de que Vox haya pedido su supresión.

    Así se han pronunciado los grupos tras la comparecencia del Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ante el Pleno para presentar el Informe Anual del Defensor del Pueblo Andaluz, correspondiente a la gestión realizada durante el año 2018.

    Jesús Maeztu, que está en una situación de interinidad, no ha hecho referencia durante su intervención a la renovación que se tiene que abordar en la institución, que afectaría al propio titular de la defensoría, en virtud del acuerdo alcanzado entre los grupos para la renovación de los órganos de extracción parlamentaria. Maeztu sí que ha hecho un llamamiento a todos los grupos para hacer todo lo posible "por recuperar el respeto a las instituciones, como entidades representativas de la ciudadanía, para que ésta recupere su confianza en ellas".

    Por eso, según ha añadido, los responsables públicos debemos "ser muy cuidadosos con el tratamiento y el respeto a las instituciones, en especial, a aquellas que tratan directamente las sensibilidades prioritarias de la ciudadanía para ser eficaces y garantizar su naturaleza de servicio público".

    Durante la intervención de los grupos tras la presentación del informe de la institución por parte de Maeztu, el diputado de Vox
    Eugenio Moltó ha explicado que su grupo no acoge favorablemente el informe expuesto por Maeztu pues entiende que las funciones del Defensor andaluz "son redundantes, innecesarias y asumibles por el Defensor nacional". "Se corre el riesgo de que el Defensor se convierta en un paño de lágrimas ineficaz", ha avisado antes de señalar "politización" de determinadas cuestiones expuestas por Maeztu "con cierta vinculación a la izquierda".

    Por ejemplo, sobre la inmigración le ha reprochado que "omite el incumplimiento de las leyes de extranjería e incita un efecto llamada" o también cree que "excede del mandato encomendado" al hablar de los MENA, que Vox quiere que sean atendidos y acogidos pero "tenemos que conseguir que vuelvan a su país de origen con sus familias".

    Sobre la igualdad de género, Moltó ha censurado que el Defensor del Pueblo "solo contempla a las mujeres como víctimas de violencia de genero y no a los hombres, que también lo hay". "Trabajaremos para que la figura del Defensor andaluz sea asumida por el español".

    Por su parte, los portavoces del resto de grupos han expresado su apoyo a la institución del Defensor del Pueblo.

    Así, el diputado del PSOE-A Javier Carnero ha respaldado las funciones del Defensor del Pueblo andaluz "ahora y en el futuro", cuando ha considerado que su trabajo "es poco reconocido" y ha criticado que "es una lástima que en esta tribuna se cuestione a instituciones, agencias públicas y fundaciones cuyo fin es hacer la vida de las personas más sencilla frente a la gran Administración". "Instituciones como la de Defensor son siempre necesarias y útiles", ha concluido.

    Ha mostrado el apoyo del PSOE-A al decálogo de principio irrenunciables expuesto por Maeztu.

    En nombre del PP-A, Toni Martín ha afirmado que no hay una figura que pueda encarnar "mayores consensos" que la del Defensor del Pueblo andaluz, "una importante responsabilidad que contempla el Estatuto de Autonomía de Andalucía en relación a la defensa de los derechos de los andaluces". Así, ha trasladado su agradecimiento a toda la Oficina del Defensor y a los adjuntos "por el enorme trabajo realizado a lo largo de 2018, con 25.000 actuaciones, un dato absolutamente inédita". En lo que se refiere al contenido del informe, Martín ha destacado que más de tres millones de andaluces se encuentren en riesgo de pobreza y exclusión social, lo que supone un 40 por ciento de la población, "siendo éste el legado del anterior gobierno socialista".

    La diputada de Ciudadanos Mónica Moreno ha reconocido la "gran labor" de Maeztu al frente de la institución, velando por la salvaguarda de los derechos de los andaluces. Ha indicado que su partido es consciente de la importancia de esta figura como valedora de los derechos de los andaluces, y ha destacado que afronta los problemas que plantea la ciudadanía "con gran sensibilidad". En relación con el contenido del informe, ha mostrado su preocupación por los niveles de pobreza infantil y ha defendido la necesidad de que esos niños tengan acceso a la educación. Ha apoyado las demandas del Defensor del Pueblo para hacer frente a este importante problema.

    Por parte de Adelante Andalucía, su diputada Maribel Mora ha criticado la intervención del diputado de Vox reclamando la eliminación de la institución del Defensor del Pueblo. "Vox no quiere que existan órganos que defiendan los derechos y libertades", ha afirmado la parlamentaria, quien ha considerado que dicha institución cumple una "función social importante y, en ningún caso, creemos que su labor sea redundante". En relación al informe, lo ha considerado "muy completo" aunque ha echado en falta estadísticas sobre los MENA que abandonan los centros de acogida

    DEFENSA DE LOS MENA

    Maeztu ha expuesto ante el Pleno un "Decálogo de principios irrenunciables" en base a las reclamaciones que trasladan los andaluces. Entre esos principio, destacan la educación; el derecho a una sanidad universal; Renta Básica, techo digno, luz y agua; la atención a colectivos que necesitan de una especial atención y protección como son las personas mayores y son los menores de edad; la igualdad de las personas con independencia de su lugar de nacimiento, y la igualdad de hombre y mujer.

    Jesús Maeztu ha destacado el especial esfuerzo que se ha dedicado desde la institución "a la atención a esos menores inmigrantes que llegan solos y a los refugiados de la guerra".

    Se ha referido, entre otras acciones, al trabajo para una detección correcta de la edad de esos menores inmigrantes --que concluirá con la elaboración de un protocolo realizado por esta defensoría y que se está ultimando-- y la llamada de atención al resto de comunidades autónomas para una distribución ordenada, solidaria, equitativa y con los recursos suficientes de los menores que llegan a Andalucía entre las restantes comunidades.

    Ha recalcado que atender a los menores inmigrantes no solo es su derecho, es nuestro deber legal y moral, y ha recalcado que es esencial que "consigamos una inserción laboral y social de estos niños y niñas, que son tan merecedores de nuestra protección y cariño como el resto de nuestros niños".

    Maeztu ha anunciado que en el próximo mes de octubre, los nueve defensores autonómicos y el Defensor del Pueblo nacional se reunirán en Andalucía en unas jornadas de coordinación para acordar las medidas de protección necesarias para estos menores y solicitar actuaciones para garantizar sus derechos.

    Para el Defensor, ha llegado la hora de "un cambio radical en la manera en la que percibimos la migración". Ha apuntado que le parece de justicia tomar conciencia sobre la contribución social y económica de los migrantes a la sociedad, también del trabajo que realizan los temporeros, y ha se ha referido a la necesidad de implementar con más eficacia normas de derechos humanos y laborales y de adoptar medidas concretas para erradicar los asentamientos y para combatir la discriminación y la xenofobia.