16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 22 de julio de 2009

    Los sindicatos aplazan hasta después del verano las movilizaciones previstas en la prisión

    CÓRDOBA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Los sindicatos con representación en el Centro Penitenciario de Alcolea, en la capital cordobesa, han determinado, "para favorecer la unidad de acción", aplazar hasta después del verano las movilizaciones previstas para mañana y también para el próximo 3 de agosto.

    En declaraciones a Europa Press, el delegado de Prisiones de CSI-F Córdoba, César Torres, explicó que esta medida "no implica, en absoluto, la renuncia a ninguna de las reivindicaciones planteadas", pues la respuesta de Instituciones Penitenciaras hasta ahora no satisface a los sindicatos, de modo que el aplazamiento de las movilizaciones, que volverán a convocarse tras el verano, es una cuestión de "estrategia sindical".

    La última acción reivindicativa, convocada por CSI-F y CCOO, tuvo lugar el pasado 9 de julio, cuando medio centenar de funcionarios se concentraron ante el acceso principal a la prisión cordobesa, para exigir mejoras laborales y criticar "la masificación" que se produce en ésta y en el resto de cárceles españolas.

    A este respecto, ambos sindicatos, CSI-F y CCOO, coinciden en criticar "la incapacidad política" de la secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, pues, "la auténtica valía de un político se demuestra cuando tiene que hacer frente a los problemas reales y no al guiño electoral y demagógico de 'un preso por celda', pues Mercedes Gallizo se muestra definitivamente incapaz de resolver el problema de la masificación en las cárceles", según subrayó el delegado de Prisiones de CSI-F en Córdoba, César Torres.

    Por lo que respecta a la situación concreta de la cárcel cordobesa, el secretario general del Sindicato Provincial de Servicios a la Ciudadanía de CCOO-Córdoba, Luis Mena, ya afirmó que "hay un retroceso en la negociación colectiva y en las condiciones de trabajo de más 500 empleados públicos en la prisión cordobesa", a lo que se suma que "el 30 por ciento de los accidentes laborales del personal de prisiones están provocados por agresiones debido a la mala organización".

    Mena detalló "que la población penal ha aumentado en un 40 por ciento, mientras que los efectivos apenas han crecido el 15 por ciento, lo que ocasiona deficiencias de personal en la prisión, haciendo inasumibles las cargas de trabajo y pudiendo ser causa de incidentes penitenciarios".

    Para CCOO, además, "hay escaso personal dedicado a programas de intervención en tratamiento y reinserción, y mucho menos personal de vigilancia, dándose casos en que un solo funcionario debe desempeñar sus tareas en el interior de un módulo de 140 internos. En definitiva, esta política de dejar sin personal las prisiones está poniendo en grave riesgo la vida de los trabajadores".