4 de marzo de 2021
27 de mayo de 2014

El SUP espera "reactivar" antes de verano la campaña en ayuda del indultado Rubén Muñoz al ir "bastante lenta"

JAÉN, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) espera "reactivar" antes del verano la campaña que dio a conocer el pasado mes de marzo para recaudar entre sus miembros dinero con el que ayudar a Rubén Muñoz Moya --el agente de Policía condenado a seis años de prisión por un delito de lesiones graves del que fue indultado por el Gobierno el año pasado-- a pagar los "45.000 euros" que debe abonar a modo de indemnización por lo ocurrido, ya que actualmente va "bastante lenta".

Así lo ha expuesto a Europa Press el secretario provincial del SUP en Jaén, Jaime Torres, que ha indicado que hasta la fecha y desde su puesta en marcha se habrán logrado recaudar "unos 4.000 euros", pese a que la campaña comenzó "con fuerza".

Por ello, y dado que el sindicato espera conseguir al menos la mitad aproximadamente del montante total a pagar por el policía, se va a promocionar esta iniciativa en el seno de una asamblea nacional de sindicatos policiales que se va a celebrar el próximo mes de junio.

Además, a la vuelta de ese encuentro, el SUP provincial también tiene previsto solicitar reuniones con representantes públicos de administraciones como el Ayuntamiento de Jaén y la Diputación Provincial con el mismo fin de impulsar esta campaña.

Para el referido sindicato, sería un buen resultado conseguir en lo que queda de año "entre 18.000 y 20.000 euros" para la causa de Rubén Muñoz, para ayudar así a evitar que el beneficiario de la iniciativa tenga que "ingresar en prisión" por el impago de esa indemnización.

"Sería darse con un canto en los dientes recaudar esa cifra, pero lo vamos a intentar", ha apuntado Jaime Torres, que ha recordado que ya en su inicio se informó de esta iniciativa mediante correos electrónicos y cartas a los miembros del sindicato, habida cuenta de la "extrema" situación que vive Rubén Muñoz, ya que, según ha incidido, debe abonar cada mes "una cuota de 450 euros" para hacer frente a esa indemnización, cuando sus ingresos mensuales se cifran actualmente en "una ayuda de 423 euros".

EL TC NO ADMITE SU RECURSO DE AMPARO

Por otra parte, la defensa de Rubén Muñoz se dirigió meses atrás al Tribunal Constitucional (TC) con la pretensión de que se le concediera un recurso de amparo, en el marco de su estrategia para demostrar que no cometió los hechos que se le imputan y fue condenado, una aspiración que no ha sido admitida a trámite por dicha instancia.

Así lo han confirmado este martes a Europa Press fuentes del referido órgano jurisdiccional, que han explicado que fue el pasado mes de enero cuando el tribunal acordó, mediante una providencia, no admitir a trámite el recurso solicitado por la defensa de Rubén Muñoz.

La razón de esa decisión es que el recurso "no cumple los requisitos que exige la ley" para su admisión a trámite, "dada la manifiesta inexistencia de una violación de un derecho fundamental tutelable en amparo" por el TC.

El objetivo final de esa iniciativa, según apuntó en el momento de su presentación el abogado de este policía, era que "se revise" la sentencia que lo condenó a una pena de seis años de prisión por un delito de lesiones graves por el que supuestamente un varón perdió la visión de un ojo en una pelea ocurrida en un salón de bodas en septiembre de 2007.

Como se recordará, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial desestimó en diciembre de 2012 a través de un auto el recurso de apelación interpuesto por este joven contra el fallo condenatorio. Fuentes del caso informaron entonces de que, a pesar de que en el juicio la víctima afirmó "sin ningún género de dudas" que fue Rubén quien le causó dicha lesión, la grabación de una conversación entre el padre del condenado y dicha víctima "recoge que a pesar de que dijo que había sido Rubén, no lo sabía, pues no lo vio".

Este hecho fue denunciado por "falso testimonio", haciéndose cargo de la investigación el Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén, que finalmente archivó la causa poniendo en entredicho la grabación aportada por la familia. Por ello, los familiares decidieron recurrir el archivo, si bien la Audiencia desestimó la apelación "argumentando la invalidez de las pruebas presentadas".