30 de marzo de 2020
18 de mayo de 2014

Susana Díaz pide no dar "un cheque en blanco" a Rajoy

Susana Díaz pide no dar "un cheque en blanco" a Rajoy
EUROPA PRESS

ALMUÑÉCAR (GRANADA), 18 May. (EUROPA PRESS) -

   La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reclamado en la noche de este domingo el voto de los andaluces para los socialistas el próximo 25 de mayo para demostrar que "otra Europa es posible" y no dar así "un cheque en blanco" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a la derecha en España.

   "Hace 30 años nos subimos al tren de la modernidad y ahora quieren que nos bajemos de ese tren; hay que decirle a la derecha europea que se ha equivocado de rumbo y que vamos a cambiar de maquinista. No ha fallado Europa, han fallado los que están al frente", ha señalado.

   En un mitin de campaña en un hotel de Almuñécar (Granada), Díaz ha insistido en la idea de que no puede haber "dos Europas", una del norte y otra del sur, y ha destacado la "importancia" de los próximos comicios, porque "hay cosas que se deciden allí --Bruselas-- y nos afectan aquí".

   "Tenemos que ganar allí para poder vivir mejor aquí", ha mantenido la líder socialista, que ha lamentado el "exilio económico" de muchos jóvenes que ahora tienen que marcharse de España para buscar oportunidades en otros países.

   Por eso, la presidenta del Ejecutivo autonómico, que ha estado acompañada por la secretaria general del PSOE granadino, Teresa Jiménez, y el líder local de los socialistas en el municipio, Francisco Prados, ha apostado por una Europa "sensible" que "no sólo le diga al Gobierno de España que tiene que cumplir con el déficit", sino que le insista en que la educación, la sanidad, o la dependencia "no se tocan".

   La presidenta de la Junta, que ha defendido las apuestas del Gobierno andaluz con el plan de construcción sostenible, y por el aumento de las exportaciones, ha repetido, como en otras ocasiones anteriores, que su principal objetivo es la creación de empleo, y ha indicado que para ello también son necesarios los recursos que lleguen de Europa.

   Díaz, que ha visitado también en la tarde de este domingo el municipio granadino de Albuñol, donde ha mantenido un encuentro con los vecinos, se ha reconocido como la "china en el zapato de Rajoy", pero le ha advertido de que seguirá defendiendo los intereses de Andalucía y demandando "lo que es justo" para la comunidad. "A mí no me va a calmar, yo voy a seguir levantando la voz", ha afirmado.

   Asimismo, la líder socialista andaluza ha instado a su partido a "no perder" la vocación de ser un "partido mayoritario" y a abrirse a todas aquellas personas que "quieren cambiar las cosas" y, aunque ha reconocido que se han cometido "errores", le ha llamado a "levantarse" en estos tiempos "complicados" y a no engañar a los ciudadanos.

   Al hilo, ha pedido a la ciudadanía que no se "olvide" de lo que ha supuesto la llegada al Gobierno de Mariano Rajoy, que "mintió", según ha dicho prometiendo creación de millones de empleos y bajada de impuestos, y que puso en marcha una amnistía fiscal de la que "el primero" que se benefició "fue Bárcenas".

   Por eso, ha indicado que al presidente del Gobierno central "no hay que darle un cheque en blanco" y "hay que decirle que ya está bien" y ha llamado a la participación en las próximas elecciones. "Lo que quiere la derecha es que no vayamos a votar, pero hay que explicarle a los ciudadanos lo que nos estamos jugando, que es el presente y el futuro de muchas generaciones", ha sostenido.

   Por otra parte, ha querido desmentir a aquellos que dicen "que PP y PSOE somos iguales", porque no son partidos, según ha dicho, "ni parecidos". "Ellos no han estado nunca al lado de la libertad y los derechos, no estuvieron ni al lado de Suárez, estuvieron en contra de las autonomías, no estuvieron al lado de Felipe González cuando apostó por las pensiones no contributivas, ni tampoco al lado de Zapatero con el matrimonio entre personas del mismo sexo", ha considerado.

   Finalmente, Díaz ha pedido a Andalucía que sea el "espejo incómodo" para demostrar que "otra Europa es posible", y ha instado a la ciudadanía a ir con "ilusión" a votar el próximo 25 de mayo, en el que espera celebrar una victoria del socialismo europeo.

"MOVER Y CAMBIAR EUROPA", SEGÚN TERESA JIMÉNEZ

   Por su parte, la secretaria general del PSOE granadino, Teresa Jiménez, que ha comenzado su intervención con una alusión a la permanencia del Granada CF en Primera División, ha apostado por "mover" y "cambiar" Europa, Andalucía y Granada, y por trasladar la "ilusión" que, según ha dicho, está manifestando la ciudadanía a los socialistas, a las urnas, para "aliviar el sufrimiento" que "está causando la derecha en Europa".

   "Tenemos el mejor instrumento para hacerlo, que es nuestro voto, que nos ha hecho libres e iguales, es la manera de canalizar nuestra rabia, de expresar nuestra creencia de que otra Europa es posible, de que creemos en una Europa de solidaridad, de bienestar y de las personas. No tenemos excusa para quedarnos en la casa. Hay que votar, no podemos permitir que ningún voto socialista se quede en casa. Hay que ganarle a la abstención, que es íntima amiga de la abstención", ha dicho Jiménez, que ha abogado por "salir de esta crisis" de una manera "diferente" a la que propone la derecha en Europa.

   El próximo 25 de mayo, ha indicado, se decide "qué sociedad queremos" y "cuál va a ser el destino de la UE", y su "viabilidad", y por ello, esta cita electoral es "fundamental" para los socialistas europeos.

   "Queremos ganar para mejorar el bienestar y ser más útiles a la gente. Vamos a aprovechar con nuestro voto para decirle a Rajoy que hay otro camino para salir de la crisis", ha mantenido la socialista, quien ha puesto a Andalucía "como ejemplo de comunidad que preserva los derechos de los ciudadanos", pese a las "zancadillas" del Gobierno de España.

   En la misma línea, el líder local de los socialistas en Almuñécar, Francisco Prados, ha llamado también al voto en las próximas elecciones y ha cargado sus críticas contra el Gobierno del PP, al que ha dicho que "no le importa la gente ni los trabajadores", sino la "banca y las grandes empresas", reprochándole sus "recortes" en sanidad y políticas sociales.

Para leer más