23 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

Susana Díaz: La solución a la presión migratoria no es dejar que la gente muera ni ir a Canarias a incendiar como Casado

Susana Díaz: La solución a la presión migratoria no es dejar que la gente muera ni ir a Canarias a incendiar como Casado
La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, en una foto de archivo. - PSOE-A

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, ha manifestado este martes que la "solución" al problema de la presión migratoria que se está viviendo en las últimas semanas especialmente en las islas Canarias no puede ser "ni dejar que la gente muera en alta mar", como, según ha criticado, plantea la "extrema derecha" en España, "ni hacer como el líder del PP, Pablo Casado", porque "alguien que pretende ser presidente del Gobierno no puede ir a incendiar a Canarias, a los campamentos" de migrantes llegados a las islas instalados allí.

Así lo ha apuntado la dirigente socialista en una entrevista en el programa 'Espejo público' de Antena 3 Televisión, recogida por Europa Press, en la que se ha mostrado confiada en que, pese a que "Marruecos está presionando" en este tema, "Europa al final también tendrá que presionar, cederán y encontrarán una salida".

De igual modo, sobre la posición de Podemos reclamando un referéndum de autodeterminación en el Sáhara occidental en este contexto, la dirigente socialista ha apuntado que "esa liturgia" ya la vivió ella cuando era presidenta de la Junta de Andalucía y se entrevistó con el Rey de Marruecos, y el que era entonces su vicepresidente, Diego Valderas (IU), que es su "amigo", planteaba "igual, una visita al Sáhara y una controversia similar".

Todo ello forma parte de un "ruido" propio de los gobiernos de coalición, según ha opinado Susana Díaz, que ha advertido de que, paralelamente, se "está tapando a día de hoy que la posición de la ultraderecha en España es la misma que la de Salvini en Italia", ya que "lo que pide es que (los migrantes) no lleguen aquí, que mueran en alta mar, que nadie se preocupe por ellos".

"No importa que vengan mujeres, niños, personas jugándoselo todo huyendo de la guerra", según ha lamentado Susana Díaz en alusión al pensamiento de la "ultraderecha", frente al que ha defendido la idea de "negociar en origen, controlar a las mafias, que la gente no se juegue la vida y que nadie trafique con seres humanos".

Ha subrayado que es "muy brutal, inhumano" el planteamiento de Vox, y ha agregado que ella no puede "entender que alguien diga que se muera en el mar", porque "no hemos venido a la política para eso".

Según ha subrayado Susana Díaz, "la relación con Marruecos es fundamental", porque "es el socio más estable que podemos tener en todo el Mediterráneo y el norte de África, y los intereses que tiene España y Europa" en dicho país "son importantes".

La dirigente socialista ha agregado que "hemos tenido muchos momentos a lo largo de la historia más reciente de esta tensión, que al final se soluciona", y ha dicho que confía "muchísimo en el equipo diplomático del Gobierno de España", y en la "capacidad" del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que es "un ejemplo pese a los ataques que recibe", según ha apostillado.

"Marruecos está presionando, y Europa al final también tendrá que presionar, cederán y encontrarán una salida", según ha augurado Susana Díaz, que ha remarcado que lo que no es una solución es "ni dejar que la gente muera en alta mar, ni hacer como el presidente del PP, Pablo Casado", porque "alguien que pretende ser presidente del Gobierno no puede ir a incendiar a Canarias, a los campamentos" de migrantes llegados a las islas.

"CANARIAS NO MERECE AGUANTAR ESA PRESIÓN"

Susana Díaz ha animado a los partidos a que, "si quieren ayudar, ayuden en origen, a que la labor diplomática con los países para controlar esos flujos y mafias sea inmediata", y ha aseverado que "Canarias no merece aguantar esa presión".

La secretaria general del PSOE-A también ha comentado que "a veces no entendemos que las fronteras nos protegen a todos, pero también son responsabilidad de todos", y "todos tenemos que asumir que somos parte de un gran país al que amamos y queremos, pero en el que todos tenemos una responsabilidad compartida".

En esa línea, ha lamentado que, "a la hora de la verdad, algunos se envuelven en las banderas solo para enfrentarse, dividir y crispar, pero muy pocas veces para unir".