24 de marzo de 2019
  • Sábado, 23 de Marzo
  • 21 de noviembre de 2010

    Trabajadores de Rober secundan este lunes un paro de tres horas contra la subcontratación de líneas

    GRANADA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Los trabajadores de Transportes Rober, concesionaria del servicio de autobuses urbanos en Granada capital, están llamados a secundar este lunes una jornada de paro parcial desde las seis a las nueve de la mañana contra la subcontratación de tres líneas a la empresa 'Alhambra Bus'.

    Esta protesta se enmarca en la decisión del comité de empresa de Rober de endurecer su calendario de movilizaciones con dos nuevos paros parciales en el mes de noviembre --el de este lunes y el del pasado día 15-- ante la "falta de diálogo" entre el Ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio para poner fin a las subcontrataciones.

    A ellas se suman las acciones de presión fijadas en septiembre, como las manifestaciones que se están llevando a cabo todos los viernes y otras dos jornadas de paro total previstas para el 26 de noviembre y el 24 diciembre, coincidiendo con los plenos ordinarios.

    Además, el comité de empresa ha recurrido la segregación de líneas ante la Jurisdicción Contencioso Administrativa por considerar que atenta contra la ley de contratos de servicios públicos, según la cual "las subcontrataciones sólo pueden realizarse en prestaciones accesorias y no en el servicio principal que presta la empresa, como es el transporte de viajeros en este caso".

    Así, "Rober puede tener subcontratados los servicios de publicidad o limpieza por ser servicios complementarios pero nunca el transporte", ha insistido el sindicalista.

    NO HABRÁ DESPIDOS

    Por su parte, la dirección de Transportes Rober aseguró hace unos días que mantiene su voluntad de no despedir a ningún trabajador, aunque reconoce que para lograr este objetivo "tendrá que acometer ajustes" en el servicio.

    De este modo, el gerente de la empresa, Guillermo Robles, ha querido "rebatir los mensajes que se están lanzando a la opinión pública" respecto de que "están en riesgo los empleos de sus trabajadores", un asunto que ha desmentido a través de un comunicado.

    "Como manifestamos al comité de empresa en la reunión de la pasada semana, la voluntad de la empresa, a pesar de la seria dificultad que atravesamos, es lograr el mantenimiento de la plantilla de la compañía", garantiza Robles.

    Sin embargo, reconoce que la empresa "tendrá que acometer ajustes para lograr que ese objetivo de mantenimiento de los puestos de trabajo sea compatible con el mantenimiento del servicio que nuestros usuarios nos demandan", línea en la que se encuadra el estudio realizado con el área de Movilidad del Ayuntamiento de Granada sobre la puesta en marcha de un plan de reasignación de líneas que garantice los actuales niveles del servicio.

    En opinión de Robles, lo "paradójico" es que "el comité de empresa esté propiciando movilizaciones contra esas reasignaciones como si esa medida pusiera en riesgo los puestos de trabajo, cuando es una medida pensada para salvarlos".