11 de agosto de 2020
25 de marzo de 2014

Tres años de cárcel por estafar más de 225.000 euros de nóminas de la empresa para la que trabajaba

GRANADA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Granada ha condenado a tres años de prisión al responsable del departamento de recursos humanos de una empresa de maquinaria por apropiarse de más de 225.000 euros de las nóminas de los trabajadores, incorporando los salarios a cuentas bancarias a su nombre o al de su mujer.

La Sección Primera considera al inculpado, Juan B.S.H., de 42 años y natural de Alemania, responsable de un delito continuado de estafa, agravado por el valor de la defraudación, y lo condena, además de a la pena de cárcel, al pago de una multa de 1.920 euros, además de a una indemnización a su empresa, Sociedad Industrial de Maquinaria Andaluza S.A. (SIMA), en la cantidad estafada (225.993,35 euros).

Según consta en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press y contra la que cabe recurso de casación, el procesado llevaba trabajando para la mercantil desde 1992, como gestor administrativo, y en 2003 fue designado responsable del departamento de recursos humanos, de manera que tenía acceso a los ficheros de transferencia de las nóminas de los empleados, y de sus datos bancarios.

Así, entre enero de 2007 y abril de 2012, "de forma sistemática y durante siete u ocho meses en cada anualidad", alteró el archivo que contenía las cantidades económicas a transferir a los trabajadores de la empresa, y realizó transferencias no autorizadas a tres cuentas corrientes de su titularidad, "bien duplicando las órdenes de pago a su favor o, en otras ocasiones, incluyendo a terceras personas a él vinculados en el listado de beneficiarios".

Para evitar que se pudieran advertir descuadres en la contabilidad de la empresa por su forma de actuar, el inculpado alteró los apuntes contables correspondientes a los pagos de las nóminas, de forma tal que el importe que ilícitamente obtenía en aquellas "numerosas mensualidades en que así actuaba", lo prorrateaba e imputaba en pequeñas cantidades a distintos empleados, los que aparecían como preceptores de cantidades algo superiores a las efectivamente transferidas a su favor.

Para leer más