19 de septiembre de 2019
26 de abril de 2008

Aceite.-(Amp.) Soria dice que ya se puede comprar aceite en tiendas y no ve peligro en consumir el que se tenga en casa

El ministro cree que está "muy cerca" de levantar la alerta y confirma que ya hay listas con las marcas afectadas, aunque no las da

SEVILLA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, lanzó hoy un "mensaje de tranquilidad" a la población española, ya que el Gobierno central tiene "controlada" la alerta provocada por la detección de partidas de aceite de girasol contaminado por hidrocarburos alifáticos, garantizando que las botellas de este producto que hoy están a la venta en las tiendas están 'limpias' y que, las que los consumidores tienen en sus casas, se pueden usar sin peligro.

En rueda de prensa en Sevilla, Soria aseguró que su departamento está "muy cerca de levantar la recomendación" emitida ayer de no consumir este aceite, ya que "la red de alerta ha funcionado" y la información "ha llegado a todo el sector", a las comunidades autónomas y "a todo el sistema de venta".

Aunque el ministro no especificó cuál es la concentración del producto tóxico, sí dijo que "es tan baja, que no hay riesgo de toxicidad aguda y que, por lo tanto, la población puede estar más tranquila". Además, aseguró que en España se ha producido la retirada voluntaria del producto y se han identificado las partidas procedentes de Ucrania.

El ministro afirmó también que el sector --no especificó cuál-- ya conoce las marcas afectadas por esta contaminación, si bien, rechazó informar a los ciudadanos sobre ellas: "no creo que debamos estar dando nombres". Según explicó, "el procedimiento que estamos siguiendo consiste en inmovilizar, retirar y, ahora, incorporar a la distribución las marcas de las que estamos seguros". "No podemos adelantar listados, que se darán a lo largo de los próximos días".

En este sentido, el titular de Sanidad aclaró que el sector de la distribución le ha comunicado "que se está retirando todas las partidas afectadas, por lo que aquellos consumidores que vean botellas de aceite de girasol, pueden estar tranquilos porque se trata de partidas que no proceden de Ucrania".

Al mismo tiempo, --continuó-- "se está produciendo a la identificación de todas las partidas y en los próximos días se controlarán el resto de productos y se retendrá cualquier partida que venga de Ucrania". Igualmente, aseguró que no entrará en España más aceite contaminado de este tipo.

Según destacó, en España "este tema se está resolviendo en un tiempo récord", mientras que "en los países europeos que comparten con nosotros ese problema, no se está informando a toda la población con ese nivel de detalle".

"NO HAY ALARMA SOCIAL".

De hecho, resaltó que el Ministerio tiene un servicio de información permanente de atención al ciudadano, con más de 30 personas atendiendo las líneas, que "en toda la mañana ha recibido 20 llamadas, por lo que no hay alarma social".

Preguntado por si es aconsejable comprar aceite en pequeñas tiendas y comercios, Soria aseveró que "la información ha llegado a todo el sector, porque alerta ha funcionado". Además, recordó que el consumo del aceite que se puede comprar en estos locales, "de una o dos botellas", no resultaría peligroso dada la poca toxicidad detectada, estando centrada las actuaciones "en el campo de la gran distribución y en el de otros usos".

Sin embargo, precisó que todas estas informaciones "son afirmaciones que dada la velocidad con la que hemos actuado, nunca se pueden hacer a ciencia absoluta".

Preguntado sobre la procedencia de las marcas que tienen algunos supermercados, el ministro dijo que su departamento está "en ese proceso, para que el ciudadano esté protegido". "Hay todo un sistema de comercio que tiene sus garantías y no creo que debamos estar dando nombres de marcas", agregó.

LA "TRANSPARENCIA INFORMATIVA".

Por último, cuestionado sobre por qué se ha lanzado esta alerta si no había riesgo para ciudadano, Soria explicó que el Gobierno adoptó esta política informativa porque "en España hemos tenido crisis alimentarias ligadas al aceite, porque es un producto de la dieta mediterránea y por la política de transparencia del Ejecutivo".

Soria aludió constantemente a la "política de transparencia" que está demostrando el Gobierno con este tema, lo que, a su juicio, demuestra "cómo el Ejecutivo maneja estas situaciones, en las que no se oculta información al ciudadano". No obstante, el ministro dejó muchas cuestiones sin aclarar ya que puso punto y final a la rueda de prensa sin que concluyera el turno de preguntas de los periodistas, que sólo pudieron plantearle seis cuestiones.