21 de abril de 2019
18 de septiembre de 2010

Adjudicada la remodelación el recinto arqueológico de la plaza de El Salón, en Écija

El Ayuntamiento ha detectado "importantes problemas de mantenimiento" y promueve un proyecto de reordenación

ÉCIJA (SEVILLA), 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Écija (Sevilla), gobernado por Juan Wic (PSOE), ha adjudicado provisionalmente a la empresa 'Ecilimp S.L.' las obras correspondientes a la reordenación de los restos arqueológicos que coronan la plaza de España o de El Salón, porque el antiguo estanque romano sufre "importantes problemas de mantenimiento" y acumulación de residuos sólidos al permanecer al aire libre en el diseño de este espacio público.

El pasado 10 de mayo, Juan Wic firmó una resolución de Alcaldía mediante la que daba lugar al comienzo de este procedimiento negociado con publicidad, según un anuncio rubricado por el propio primer edil y recogido por Europa Press. Las obras, así, eran promovidas por vía urgente con un presupuesto máximo de 268.600 euros y un plazo de ejecución de seis meses. El contrato, según un anuncio firmado por el alcalde el pasado 30 de agosto y recogido por Europa Press, ha sido adjudicado de forma provisional a 'Ecilimp S.L.' por un importe de 227.627,12 euros a los que se deben sumar 40.972,88 euros, 268.600 euros en total.

La decisión del Gobierno municipal parte de la situación actual del estanque romano, uno de los principales activos patrimoniales del yacimiento arqueológico integrado en el diseño urbanístico de la plaza de El Salón. Como se recordará, este céntrico espacio público de Écija fue objeto de una remodelación urbanística promovida por el Ayuntamiento y la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), y consumada por Grupo Clar Rehabilitación S.L. según el diseño elaborado por el arquitecto Félix Pozo.

El estanque, legado de la Astigi romana, está enclavado en su cota original en la esquina sureste de la plaza, donde los peatones pueden contemplar el yacimiento arqueológico desde el firme de la propia plaza, que se eleva a una cota bastante superior a la de los restos históricos. Aunque el vano creado en el firme de la plaza para contemplar desde arriba los vestigios está dotado de unas galerías de paso para conectar un lado y otro y paneles de vidrio verticales para impedir accidentes, lo cierto es que el estanque queda al aire libre.

PROBLEMAS DE CONSERVACIÓN

En el último año, según el Ayuntamiento, se han detectado "importantes problemas de mantenimiento" del estanque romano dada la acumulación de "papeles, bolsas, etcétera" arrojadas desde el firme de la plaza, lo que conlleva "continuos" trabajos de limpieza. Además, a finales de 2009 el Ayuntamiento se vio obligado a reponer "un gran número de piezas" del revestimiento lateral del recinto que alberga el yacimiento a cuenta de su deterioro por el fenómeno de la dilatación.

Dado el caso, el Gobierno municipal socialista ha resuelto la reordenación de este espacio con la cubrición del estanque romano mediante un "forjado" que de continuidad a la solería de la plaza, toda vez que en la zona occidental del recinto del estanque, se completará la excavación de la solería romana, --a 1,6 metros por debajo de la cota de la plaza--, para sacarla a la luz e instalar "una estructura escalonada" con sillares de piedra hasta el firme del espacio público. El estanque, de cualquier manera, quedará además protegido por una "caja transparente" que permitirá su contemplación.