18 de octubre de 2019
23 de febrero de 2010

El apoderado de astilleros prevé una vuelta a la normalidad en un mes y la industria auxiliar pide "celeridad"

SEVILLA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El apoderado de astilleros de Sevilla, Ángel Díaz-Munio, prevé que se pueda volver a una "cierta normalidad" en la factoría en el plazo de un mes, según transmitió este administrador a los empresarios de la industria auxiliar de astilleros, quienes consideraron que "sería deseable que se acortara ese plazo", por lo que pidieron "celeridad" en el proceso de negociación que se debe abrir con los diversos agentes implicados en la viabilidad de los astilleros.

Fuentes de la industria auxiliar de Sevilla explicaron a Europa Press que en la reunión mantenida entre estas empresas y el apoderado, que supuso una "toma de contacto y de posición sobre la situación y sobre cómo está la factoría y sus auxiliares", Díaz-Munio les transmitió que confía en que "exista cierta normalidad en el plazo aproximado de un mes, cuando la factoría empiece a tener actividad".

Para ello, el apoderado tendrá que "negociar, mantener encuentros con estas empresas y con todos los competentes y preparar un plan de pagos", a lo que se suman contactos con otros implicados, de manera que "se irán sucediendo acontecimientos, con negociaciones con bancos, armadores e industria auxiliar".

Fuentes de la industria auxiliar, que precisaron que en la reunión con el apoderado estuvieron casi el 80 por ciento de las empresas auxiliares, destacaron las "buenas intenciones" que existe por todas las partes, aunque pidieron que "se aceleren los plazos y podamos ver resultados antes de un mes".

De esta forma, para estas empresas "será suficiente cuando veamos que nos pagan y ahora estamos en el camino de que se resuelva la situación en un tiempo breve, aunque sea de forma parcial".

En ese sentido, los empresarios mostraron su disposición a "ser condescendientes con la situación y a admitir un aplazamiento en una parte de lo que se nos adeuda, una vez que veamos las condiciones de pago". Por ello, la industria auxiliar está dispuesta a "pagar una parte de la deuda y negociar posibles aplazamientos, seremos flexibles si tenemos ciertas garantías de que vayamos a cobrar".

Recordaron que la situación actual de astilleros ha llevado a tener una deuda con la industria auxiliar cifrada en aproximadamente 30 millones de euros y a suponer un "impacto brutal" en el empleo, de forma que "todos el personal de estas empresas y que estaba asignado a astilleros está en el paro, unos 1.500 trabajadores, que son tan importantes como los 200 de la propia factoría".

La industria auxiliar consideró que esta situación y la búsqueda de financiación "debería haber estado ya prevista en la hoja de ruta para que cuando el administrador tomara posesión del cargo poder actuar, pero no se ha previsto y ahora hay que esperar a que el apoderado busque esa inyección económica, cuando eso debería estar resuelto y no se debería dilatar más esa situación".

"Con el nombramiento del apoderado vemos el principio del fin, pero queremos ver el fin y nos gustaría que en ese camino que se ha cifrado en un mes, se acortaran los plazos lo máximo posible, porque la situación de las empresas es muy delicada", aseveraron las fuentes, que precisaron que "de hecho ya ha cerrado alguna industria auxiliar y otras están en situación complicada".

Para los empresarios de la industria auxiliar "sería importante tomar conciencia de la necesidad de acortar los plazos lo máximo posible, pues es necesaria una cierta normalidad financiera frente a la falta de tesorería y de liquidez".

"Estamos expectantes y esperamos que se comience ya esa ronda de negociaciones y entrevistas entre astilleros y la industria auxiliar andaluza", añadieron las fuentes, que reiteraron su petición de "más celeridad al proceso que se está llevando", puesto que "seguimos preocupados por la situación, con una liquidez muy deteriorada y, al igual que intentar acelerar el pago de salarios atrasados para los trabajadores de astilleros, nos vendría bien adelantar algún pago, sería deseable y de agradecer".