15 de noviembre de 2019
7 de marzo de 2014

El Ayuntamiento aprueba la III edición del programa Genes con "la patata caliente" de una ayuda pedida al SAE

Curro Pérez defiende que el Ayuntamiento "sigue proponiendo programas conjuntos con la Junta" y reclama la concesión de la ayuda

SEVILLA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La junta de gobierno del Ayuntamiento hispalense, reunida este viernes en sesión ordinaria, ha aprobado la tercera edición del programa 'Genes. Generación de negocios en Sevilla', destinado a insertar a personas desempleadas en nuevas actividades económicas relacionadas con los nuevos yacimientos de empleo. Este programa incluye una petición al Servicio Andaluz de Salud (SAE) para que cofinancie las actuaciones con una subvención de 323.605 euros, por lo que el Gobierno local hispalense avisa de la "patata caliente" implícita en dicha solicitud.

La Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que ha contado con numerosos borradores, implica una adaptación de las administraciones locales a una nueva regulación que reconoce como competencias "propias" de los ayuntamientos el urbanismo, la vivienda protegida, el medio ambiente urbano, el abastecimiento de agua, el viario público, la Policía Local, el tráfico urbano o la promoción turística, por ejemplo. La nueva regulación, por contra, determina que los servicios sociales y la sanidad, entre otras materias, son competencia de las comunidades autónomas, si bien admite la posibilidad de delegaciones.

Merced a la nueva regulación, que incide especialmente en los programas cofinanciados entre el Ayuntamiento y otras administraciones para aspectos como los servicios sociales o el empleo y que cuenta con este año como periodo de transición, el Consistorio hispalense paralizó a comienzos de año tres escuelas taller cofinanciadas junto con la Administración autonómica, pues la Intervención General había emitido un reparo al expediente de contratación de los 18 monitores bajo la premisa de que la nueva ley no permite librar fondos municipales para equiparar sus salarios a los del convenio colectivo del Consistorio. La situación fue salvada al decidir finalmente el Gobierno local levantar dicho reparo.

APROBADO EL PROGRAMA

Este viernes, y en el marco del debate suscitado sobre el futuro de los programas de servicios sociales, empleo o consumo que desarrolla el Ayuntamiento con la cofinanciación de otras administraciones, la junta local de gobierno ha aprobado la tercera edición del programa 'Genes. Generación de negocios en Sevilla', cuyo objetivo es la inserción de personas desempleadas en nuevas actividades económicas relacionadas con los nuevos yacimientos de empleo. El programa incluye una solicitud elevada el pasado 30 de enero al Servicio Andaluz de Salud (SAE), para que la Administración andaluza cofinancie esta actuación con 323.605 euros. "En el supuesto de resultar concedida la subvención, se comprometerá la aportación municipal para la cofinanciación de los costes laborales previo informe de la Intervención", señala el acta del acuerdo, recogida por Europa Press.

El portavoz del Gobierno local, el concejal del PP Curro Pérez, ha defendido al respecto que esta iniciativa prueba que "el Ayuntamiento sigue proponiendo programas conjuntos con la Junta de Andalucía", reclamando que la Administración autonómica conceda la ayuda de 323.605 euros "para que sigamos desarrollando políticas activas de empleo en la ciudad". Así, ha negado rotundamente que el Ayuntamiento esté desmantelando los programas cofinanciados con otras administraciones y ha señalado la "patata caliente" implícita en la subvención solicitada al SAE, pues las ayudas autonómicas asociadas a las escuelas taller ya mencionadas, por ejemplo, sufrieron un retraso de unos dos años en su entrega, extremo que también incidía en el conflicto.

AJUSTE EN EL PROGRAMA ORIENTA

La junta local de gobierno, igualmente, ha aprobado un reajuste de las anualidades y la distribución de gastos del programa 'Andalucía Orienta', cofinanciado entre las administraciones autonómica y local. El programa contaba con una ayuda autonómica de 997.249 euros para su ejecución durante 12 meses a contar desde el 26 de septiembre de 2012, pero como la resolución correspondiente a la autorización de la ayuda fue comunicada con sólo seis días de antelación, se acordó su demora a noviembre, toda vez que después la Intervención Municipal "no fiscalizó de conformidad al expediente que se le remitió para la contratación del personal, resultando insuficiente la consignación presupuestaria". "Todo ello conlleva un retraso en el inicio del programa y un aumento en los costes salariales necesarios para su puesta en marcha en 2014", expone el acta del acuerdo.