17 de octubre de 2019
23 de junio de 2009

El Ayuntamiento de Isla Mayor contrata en solitario fumigaciones aéreas contra la plaga de mosquitos

ISLA MAYOR (SEVILLA), 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Isla Mayor (Sevilla), gobernado por Ángel García Espuny (IU-CA), ha contratado con sus propios medios una campaña de fumigaciones aéreas sobre el entorno del municipio para combatir la plaga de mosquitos que, desde hace ya dos semanas, infesta las calles y plazas del pueblo, medida adoptada en solitario ante la ausencia de "comunicación" por parte de la Consejería de Agricultura y Pesca.

El propio alcalde informó a Europa Press de que al "no tener noticias" de la Consejería de Agricultura y Pesca, que había anunciado nuevas fumigaciones en las zonas de la comarca del Bajo Guadalquivir que las necesitaran, el Ayuntamiento ha recurrido a sus propios recursos para contratar a una empresa de fumigaciones aéreas que hoy mismo a las 05,00 horas ha comenzado a realizar las primeras descargas con "un producto autorizado" y especialmente destinado a combatir este tipo de plagas.

"Estamos realizando estas fumigaciones por nuestra cuenta, con los medios de los que disponemos", dijo el alcalde de Isla Mayor señalando que estas fumigaciones se prolongarán a lo largo del día de hoy, mañana miércoles y un último día a finales de esta semana en función de los resultados de estas primeras jornadas.

"No hay más remedio", dijo el primer edil asegurando que la plaga de mosquitos, que está afectando a otros enclaves como el municipio de Puebla del Río o la pedanía utrerana de Pinzón, "persiste" y flucúa en función de las temperaturas o los vientos.

Se trata, así, de una "actuación de choque" contra una plaga que desde hace ya dos semanas castiga a la población de los municipios del Bajo Guadalquivir y que ya resistió una primera fumigación impulsada por la Administración autonómica, si bien a finales de la semana pasada el propio alcalde de Isla Mayor y el delegado del Ayuntamiento de Utrera en la pedanía de Pinzón, José Ramón del Valle, advertían de un "alarmante" repunte de la plaga coincidiendo con un nuevo aumento de las temperaturas.