21 de agosto de 2019
5 de octubre de 2014

La aspiración de Itálica a la Unesco "no es vanidad, sino justicia"

Esgrime sus "valores humanos, históricos y culturales" por los emperadores Trajano y Adriano y como "ensayo" del proyecto de Roma

La aspiración de Itálica a la Unesco "no es vanidad, sino justicia"
EUROPA PRESS

   SEVILLA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -      

   La catedrática de Arqueología de la Universidad de Sevilla Pilar León-Castro Alonso, miembro de la Real Academia de la Historia, ha defendido que la aspiración del conjunto arqueológico de Itálica a la declaración de Patrimonio de la Humanidad "no es cuestión de vanidad, sino de justicia". León-Castro reconoce que el empeño es "difícil", pero defiende que las ruinas de Itálica, enclavadas en Santiponce (Sevilla), "merecen" esta distinción por su papel histórico como cuna de los emperadores romanos Trajano y Adriano y como "ensayo" del proyecto político de la antigua Roma.

   Después de que el profesor de Geografía Humana de la Universidad Hispalense Víctor Fernández Salinas, secretario del comité español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés), manifestase que esta iniciativa es "muy difícil" de culminar porque "España tiene muchos bienes declarados Patrimonio de la Humanidad, hay muchas ruinas romanas y la propuesta no es demasiado innovadora", esta catedrática de Arqueología ha difundido una carta en la que expresa su opinión acerca de esta empresa.

   Pilar León-Castro Alonso, catedrática de Arqueología, miembro de la Real Academia de la Historia y presidenta del comité científico de la Fundación Itálica, que promueve la campaña destinada a crear una candidatura del recinto arqueológico a la declaración de Patrimonio de la Humanidad, expone en esta carta recogida por Europa Press que Itálica "merece" en efecto esta distinción, pero es necesario "demostrar que no es cuestión de vanidad, sino de justicia".

"HAY QUE AVANZAR MÁS"

   "Itálica necesita izar la bandera de la modernidad, de la competitividad científica, del dinamismo arqueológico, de la innovación cultural, del atractivo turístico. Se están dando pasos firmes en esa dirección, pero hay que avanzar más y más de prisa, si se quiere estar a punto para el año 2017", toda vez que la Fundación Itálica de Estudios Clásicos, como promotora de la campaña, prevé que la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) debata la candidatura ese año al coincidir con el 1.900 aniversario de la muerte del emperador Trajano y de la llegada al poder del emperador Adriano, ambos procedentes de Itálica.

   "Va a ser difícil; requerirá gran esfuerzo y denodado trabajo, porque queda poco tiempo y hay mucha competencia; pero hay que intentarlo, pues a Itálica no le faltan méritos ni motivos ni argumentos para aspirar a ser uno de esos conjuntos arqueológicos  que la Humanidad estima como parte de su patrimonio", defiende esta catedrática, según la cual "hay que contar con riesgos que no se pueden ignorar, el peor de los cuales sería dormirse en los laureles".

   Así, defiende "los valores humanos, históricos y culturales atesorados por un conjunto monumental como Itálica", una ciudad, la primera fundada por Roma fuera de la península que conforma la actual Italia, que constituye "uno de los ensayos realizados por Roma para forjar la gran empresa política concebida como primer proyecto europeo, global en su época".