15 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

CCOO denuncia el accidente de tres trabajadores de CLC ante Trabajo y dice que no hay medidas preventivas aptas

SEVILLA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CCOO-Sevilla anunció que ya ha denunciado ante la Inspección de Trabajo el accidente producido hoy de tres trabajadores de la compañía minera Cobre Las Cruces (CLC), tras "desprenderse una tubería y provocar el derrame de una gran cantidad de ácido sulfúrico", una situación ante la que subrayó que las instalaciones no cuentan con medidas preventivas "suficientes".

En una nota, el sindicato insistió en que las medidas de prevención en esta mina "no son aptas, ya que al no activarse ninguna alarma ante lo sucedido se confirma que no existe ningún plan de emergencia ante accidentes". Así, explicó que los trabajadores tuvieron que ser auxiliados por sus compañeros, "quienes se expusieron a sufrir también heridas".

"La mina no tiene las medidas de prevención necesarias y que las existentes son totalmente insuficientes", indicó CCOO, que calificó como "grave" el accidente que ha afectado a estos tres trabajadores de edades comprendidas entre los 25 y los 30 años y que se produjo hoy, en torno a las 5,30 horas, cuando realizaban labores de mantenimiento.

Según explicó CCOO-Sevilla, los trabajadores de la compañía procedieron para realizar estas tareas a la paralización del reactor número ocho, "para lo que hay que cerrar la válvula que sujeta a la tubería, un cierre que se realiza de forma automática pero que esta mañana ha fallado". Así, indicó que los trabajadores llamaron a estos tres compañeros, dos instrumentistas de la subcontrata Elimco y un operador de la mina, para arreglar el automatismo.

El accidente se produjo, según CCOO, cuando por "causas desconocidas" se desprendió el aro de sujeción y provocó el desprendimiento de la tubería que esparció el ácido sulfúrico provocando "graves quemaduras a los tres trabajadores". La tubería de poliester (FRP) llevaba un año y medio puesta, precisó.

"Cuando se ha producido el accidente no se ha activado ningún tipo de alarma dentro de la minería, siendo los compañeros los que han tenido que auxiliar a los trabajadores heridos, trasladándolos hasta las duchas de emergencia, pero con dificultades ya que el acceso no es bueno", lamentó el sindicato. De este modo, matizó que la ducha más cercana, que se encontraba a cinco metros, quedó "inutilizada" por el derrame del ácido sulfúrico, "estando la siguiente a una gran distancia, 50 metros". Finalmente, un trabajador ha sido duchado por los compañeros en la ducha de emergencia y los otros dos en vestuarios.

En este sentido, el ácido sulfúrico provocó "graves heridas" en los tres trabajadores, encontrándose en estos momentos ingresados en la unidad de quemados del Hospital Virgen del Rocío, "uno muy grave y dos de carácter grave".