21 de octubre de 2019
23 de junio de 2009

CCOO-A valora la marcha del Plan de Vivienda aunque no entiende la actitud de cajas y bancos "que no financian ni VPO"

SEVILLA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CCOO-A valoró la marcha del Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012 cuando se cumple mañana un año desde su aprobación por el Consejo de Gobierno de la Junta, aunque reconoció que el principal escollo y problema del Plan es la falta de financiación, sobre lo que el sindicato criticó la actitud de las entidades financieras "incluidas las cajas de ahorros", puesto que "no financian ni siquiera la compra de vivienda protegida".

Fuentes de CCOO-A recordaron a Europa Press que el Plan Concertado de Vivienda, aprobado el 24 de junio de 2008, era una pieza "fundamental" del Pacto Andaluz que se había firmado en diciembre de 2007 y que contemplaba tanto el Plan Concertado como el proyecto de Ley de Derecho a la Vivienda, y, a juicio del sindicato, "hemos avanzado en las dos cosas, en el Plan Concertado y en el proyecto de Ley, que ha sido consensuado y está pendiente de tramitación en el Parlamento andaluz", donde el sindicato "estará vigilante para que se respeten los contenidos y compromisos adquiridos con los agentes sociales".

Sobre el Plan Concertado, la central explicó que ya se solventó el problema inicial de no poder construir por falta de suelo, de forma que "por ahora se han cumplido los objetivos del Plan de construir 14.000 pisos de nueva construcción en 2008 y se espera que se cumplan las 24.000 previstas en 2009".

No obstante, lamentaron que "se mantiene el problema generalizado de la falta de financiación por la restricción de los créditos y las pegas que las entidades financieras ponen a la hora de conceder un crédito, lo cual provoca que una parte importante de las promociones no se hayan iniciado por falta de financiación a promotores y adquirentes".

"Ése es el gran problema del desarrollo del cumplimiento del Pacto", se lamentaron las fuentes, que, no obstante, valoraron las medidas puestas en marcha por la Junta para desbloquear la falta de financiación, como que la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA) invierta 400 millones de euros en la compra de viviendas en promociones con dificultades para conseguir financiación, y ponerlas en alquiler, así como la medida para evitar el desahucio de las familias y la convocatoria pública para hacer aflorar las viviendas libres en stock, para posteriormente buscar acuerdos con entidades financieras para poner en marcha productos financieros que sean atractivos para los compradores.

Explicaron que estas medidas están a la espera de una norma que las regule, tras lo que reconocieron que los 400 millones para adquirir esas 10.000 viviendas "se pueden agotar sin que se haya resuelto el problema de la restricción crediticia", algo que esperan que no ocurra.

CCOO-A reconoció no entender la actitud de todas las entidades financieras ante la financiación de VPO, "incluidas las cajas", puesto que "las viviendas protegidas no presentan riesgo de impagos".

Asimismo, apuntaron que los ritmos de la administración "son muy lentos en su gestión", por lo que, a su juicio, "habrá que agilizar para que estas medidas entren en vigor cuanto antes".

Los sindicatos hicieron una propuesta a la Junta para que sea EPSA la que avale a los compradores de VPO en régimen especial, esto es, con rentas inferiores a 2,5 veces el Iprem y a los que se les haya sido denegado el crédito.