8 de agosto de 2020
5 de marzo de 2014

Cepes-A celebra la nueva orden de ayudas para las empresas de inserción, "un instrumento útil frente a la marginación"

SEVILLA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Confederación de Entidades para la Economía Social de Andalucía (Cepes-A) ha celebrado la nueva orden de ayudas de la Junta para las empresas de inserción, una norma que "será un instrumento útil para hacer frente y erradicar la marginación".

En una nota, Cepes-A ha recordado que "ante la incertidumbre económica por la que se atraviesa, las personas en riesgo o en situación de exclusión deben superar enormes dificultades para conseguir acceder a un empleo digno, por lo que uno de los grandes desafíos de la sociedad andaluza consiste en remover los obstáculos que se oponen a la integración social de las personas a través del trabajo.

Cepes-A resalta que las fórmulas integradas en economía social "constituyen herramientas claves para hacer frente a la crisis económica y a sus consecuencias" y considera que son "las fórmulas más adecuadas y con mayor capacidad para generar empleo en sectores muy afectados por el desempleo como son los colectivos de parados de larga duración, mujeres y jóvenes, personas con discapacidad, o sencillamente personas en riesgo de exclusión social". Ha precisado que "a la par, muchas de estas empresas son prestatarias de servicios sociales básicos para la comunidad, por lo que la promoción de la economía social se hace necesaria, ahora aun más".

Esta Confederación ha abogado por que la inclusión social de las personas "no se trate como responsabilidad exclusiva de la sociedad civil, sino que se articulen desde las distintas administraciones los mecanismos eficaces que incorporen los procesos de participación social y económica que favorezcan la inclusión social".

En ese sentido, ve necesaria "una política que promueva la economía social como agente socioeconómico que profundiza en los aspectos sociales de la economía y ofrece soluciones a los problemas sociales, económicos y ambientales de conformidad con los principios básicos de una economía sostenible, donde las personas y sus necesidades son el eje central de todas sus actuaciones".

Así, considera necesario "clarificar la situación normativa en la que se hayan inmersas, tanto en su reglamentación, tratamiento fiscal, relaciones laborales como ayudas económicas, de forma que para este tipo de empresas les suponga mejorar su estrategia empresarial, obtener una mejor posición en el mercado y, consecuentemente, poder crear más y mejor empleo".

Cepes-A apunta que la Junta de Andalucía "ha venido dando pasos en el sentido positivo", de forma que el último de ellos es la nueva Orden por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones públicas para la integración sociolaboral de las personas pertenecientes a colectivos en situación de exclusión social a través de empresas de inserción.

La Confederación ha resaltado que las empresas de inserción "tienen la ventaja de hacer partícipes a las personas en riesgos de exclusión en su propio proyecto de desarrollo personal; también, fomentan la creación de empresas que asumen la responsabilidad social en un contexto competitivo; y, además del factor de creación de empleo, tienen un efecto multiplicador del tejido empresarial en zonas deprimidas".

Cepes-A entiende que la nueva normativa "forma parte de una adecuada estrategia para la inserción social a través de políticas activas de empleo que se han revelado como uno de los hallazgos más útiles e interesantes de los últimos tiempos; permiten superar y sustituir ópticas de intervención asistencialista, que perpetuaban las situaciones de marginación y dependencia de los colectivos en riesgo de exclusión, por otras políticas activas que constituyen una probada inversión de futuro y una salida para hacer frente y erradicar la marginación y la pobreza entre colectivos de personas en situación, o en riesgo de exclusión social".