16 de febrero de 2020
23 de abril de 2018

El comité de Tussam insiste en que los conductores se consideren agentes de la autoridad en caso de agresión

El comité de Tussam insiste en que los conductores se consideren agentes de la autoridad en caso de agresión
EUROPA PRESS - ARCHIVO

SEVILLA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ante el "desgraciado incidente" protagonizado por un menor de edad que habría golpeado en la cara a un conductor de la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, el comité de empresa de dicha entidad municipal ha insistido en su demanda de que los conductores sean reconocidos como "agentes de la autoridad" ante actuaciones contrarias de otras personas, extremo que repercutiría en las penas afrontadas por los agresores.

El presidente del comité de empresa de Tussam, Emilio Cubero (Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte, SITT), ha recordado a Europa Press que el citado altercado, acontecido al ser reprendido el menor por fumar dentro del autobús, ha sido objeto de denuncias por parte del conductor agredido y por parte de la propia empresa.

En ese sentido, ha rememorado que los sindicatos con representación en la plantilla de Tussam vienen reclamando desde hace tiempo que a efectos de este tipo de situaciones, los conductores de Tussam sean reconocidos como "agentes de la autoridad", algo que "repercutiría en las penas" que afrontarían quienes agrediesen a los conductores de los autobuses urbanos. Los conductores del transporte urbano de Barcelona, según Cubero, gozan ya de dicha consideración, siempre en el caso de actuaciones en su contra.

No obstante, ha expuesto que el reconocimiento de los conductores de Tussam como "agentes de la autoridad" no compete al ámbito municipal, sino que "depende de la Junta de Andalucía". Por eso, ha indicado que los representantes de la plantilla esperan desde hace tiempo que los grupos políticos del Parlamento andaluz accedan a celebrar una reunión en torno a esta demanda.

Y es que como señala Emilio Cubero, el servicio de Tussam está siendo objeto de un repunte de "situaciones de violencia extrema", toda vez que como consecuencia de los repetidos apedreamientos perpetrados en un entorno concreto del Polígono Sur contra los autobuses de Tussam, y fruto de las denuncias de la plantilla, la empresa suspendió temporalmente el servicio de las líneas 31 y 32 por las calles Luis Ortiz Muñoz, Padre José Sebastián Bandarán y Madre de Cristo, escenario de los denunciados apedreamientos, en cumplimiento de una orden expresa de la Inspección de Trabajo.

Media además la detención el pasado mes de febrero, de un sujeto que habría resuelto un incidente de tráfico con un autobús de Tussam, golpeando con una pistola la ventanilla del conductor.

Para leer más