2 de diciembre de 2020
29 de octubre de 2018

La concejal dimisionaria de Santiponce conservará su acta y su renuncia reduce el gobierno local a tres ediles

SANTIPONCE (SEVILLA), 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La concejal socialista de Santiponce (Sevilla) Cristina María López Marín, hasta ahora primera teniente de alcalde, ha renunciado en efecto a las competencias de gobierno con las que contaba pero conservando su acta de edil, extremo que reduce al Gobierno local de la socialista Carolina Casanova a tres personas entre las que figuran ella misma y un exconcejal de IU.

Según había informado el Grupo municipal de IU en un comunicado y han confirmado a Europa Press fuentes municipales, Cristina María López ha renunciado a la Primera Tenencia de Alcaldía y las delegaciones municipales de Cultura, Bienestar Social y Empleo, pero conservará su acta de concejal, extremo del que podría dar cuenta el pleno convocado para el miércoles.

Su decisión surge después de que días antes, el exconcejal andalucista José Fabio Herrera renunciase a las delegaciones de Fiestas, Agricultura, Ganadería y Transparencia con las que contaba dentro del Gobierno local que dirige en minoría la socialista Carolina Casanova, con lo que estas dos renuncias reducen al gabinete municipal a la alcaldesa, el también concejal del PSOE Manuel Liria y el exedil de IU Miguel Ángel Gil Falcón.

En Santiponce, recordémoslo, las últimas elecciones municipales se saldaron con la victoria de IU-CA, que contaba con cinco ediles frente a cuatro del PA, tres del PSOE y uno del PP. Después de formar IU-CA un gobierno local en solitario y franca minoría, con José López como alcalde, Miguel Ángel Gil, entonces primer teniente de alcalde, abandonó el grupo municipal de la coalición por diferencias con su propio partido, siendo cesado por el entonces alcalde y pasando a convertirse en edil no adscrito, extremo que acentuaba la minoría del gobierno municipal de IU-CA.

Después, en mayo de 2016, los cuatro concejales andalucistas y los tres del Grupo socialista formalizaron una moción de censura contra el alcalde de IU-CA, al objeto de formar un gobierno de coalición liderado por la socialista Carolina Casanova. Aquella operación, como se recordará, prosperó con ocho votos a favor (los cuatro del PA, los tres del PSOE y el del concejal no adscrito), mientras el PP se abstuvo y los cuatro ediles de IU-CA votaron en contra.

RUPTURA DEL PACTO

Pero meses más tarde, el concejal andalucista Justo Delgado informaba a Europa Press de que los ediles del PA habían decidido renunciar a sus competencias de gobierno, entendiendo que la primer edil socialista había "roto" el pacto de gobierno que unía al PA y al PSOE, al "excederse en sus funciones y faltar al respeto debido a las personas y hacia el desempeño de las funciones que les son propias" a los ediles andalucistas, que se habrían sentido "desautorizados de manera constante y pública" por Carolina Casanova.

Tal extremo dejaba al Gobierno local del PSOE en una cruda minoría de tres ediles de un total de 13. Pero después, la alcaldesa socialista anunciaba una reorganización del Gobierno local, con delegaciones municipales para el concejal andalucista José Fabio Herrera, al que el PA daba un plazo para que renunciase a las mismas, y para el concejal no adscrito desligado de IU-CA.

Al no renunciar José Fabio Herrera a seguir cogobernando con el PSOE, un pleno celebrado en octubre de 2017 por el Ayuntamiento poncino daba cuenta tanto de "la renuncia" de José Fabio Herrera a continuar siendo parte del Grupo andalucista, como de su "expulsión" de dicho grupo a petición de los tres restantes concejales de la formación.

Ahora, con la dimisión de José Fabrio Herrera y Cristina María López a sus competencias delegadas, el Gobierno local que dirige Carolina Casanova se reduciría a tres concejales de un total de 13 que componen la corporación, siendo uno de ellos el exedil de IU.