26 de mayo de 2020
16 de enero de 2020

Concentración este viernes en la estación de tren de Pedrera (Sevilla) por la variante y los convoyes regionales

Concentración este viernes en la estación de tren de Pedrera (Sevilla) por la variante y los convoyes regionales
Concentración en la estación de tren de Pedrera - PLATAFORMA DE USUARIOS DEL TREN DE LA SIERRA SUR

PEDRERA (SEVILLA), 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La estación de trenes de Pedrera (Sevilla) acogerá este viernes una nueva concentración, en demanda de la entrada en servicio de la nueva variante ferroviaria de Aguadulce y por ende la restitución del tráfico de trenes entre dicha localidad y Osuna y contra la merma en los trenes regionales derivada del acuerdo adoptado el 30 de agosto de 2019 por el Consejo de Ministros, sobre la infraestructura ferroviaria puesta en servicio entre Antequera (Málaga) y Granada.

El alcalde de Pedrera, Antonio Nogales (IU), ha precisado a Europa Press que la concentración está convocada a las 18,30 horas en la estación de trenes de su municipio, que como ha recordado está sometido a un "aislamiento" ferroviario después de que en octubre de 2018, las fuertes precipitaciones derribasen el puente ferroviario que cruzaba el río Blanco en el término municipal de Aguadulce, extremo por el cual quedó interrumpida la conexión por tren entre Pedrera y Osuna, actualmente cubierto mediante transbordos en autobús.

La situación llevó al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), dependiente del Ministerio de Fomento, a realizar el montaje de la nueva vía, la denominada variante ferroviaria de Aguadulce, aprovechando la plataforma del eje Transversal de Andalucía promovida tiempo atrás por la Junta de Andalucía.

Y aunque tales obras finalizaron en abril de 2018 y como señala el alcalde de Pedrera, las pruebas técnicas garantizan "la seguridad" de la nueva vía ferroviaria, al objeto de restituir la conexión por tren entre dicha localidad y Osuna, la entrada en servicio de la vía está aún a la espera de el Estado y la Junta firmen un convenio gracias al cual este tramo de unos diez kilómetros se incorpore a la Red Ferroviaria del Estado, requisito administrativo previo a la reanudación de las operaciones ferroviarias.

PROPUESTAS

Durante las conversaciones entre el Estado y el actual Gobierno andaluz de PP y Cs para alcanzar un acuerdo que materialice la cesión de dicho tramo de vía desde la administración autonómica a la estatal, la Junta habría propuesto alternativas como que el Estado se hiciese cargo de la planeada conexión por tren de Cercanías entre la estación ferroviaria de Santa Justa y el aeropuerto hispalense, extremo finalmente descartado.

El Gobierno central, en ese sentido, se mostraba dispuesto a una compensación económica a la Junta de Andalucía por la cesión de dicho tramo de vía, apostando después el Ejecutivo andaluz por un "protocolo urgente" previo al un convenio de cesión como tal, para acelerar la reanudación de la circulación de trenes entre Pedrera y Osuna.

No obstante, el Gobierno central avisaba de su lado de que la fórmula de protocolo propuesta por la Consejería andaluza de Fomento "impide la cesión de la titularidad" de la vía, extremo "necesario" para su integración efectiva en la Red Ferroviaria de Interés General.

"TODO SIGUE IGUAL"

A tal efecto, Antonio Nogales ha avisado de que transcurren las semanas y los meses pero "todo sigue igual" y la "famosa" variante ferroviaria de Aguadulce continúa sin entrar en servicio, extremo que se denunciará en la concentración convocada para este viernes por la plataforma en defensa del Tren Rural Andaluz.

Otro de los motivos de la concentración es rechazar las consecuencias del acuerdo adoptado el pasado 30 de agosto de 2019 por el Consejo de Ministros sobre la infraestructura ferroviaria puesta en servicio entre Antequera y Granada, permitiendo la reconexión de la ciudad de la Alhambra por tren con Madrid y Barcelona y propiciando el enlace de dicha capital de provincia con Sevilla y Málaga, siempre en el ámbito ferroviario.

Y es que la operación no sólo incluía nuevos servicios Avant entre Sevilla-Córdoba-Granada y Granada-Málaga aprovechando la nueva infraestructura, sino además una reorganización de los servicios ferroviarios de Media Distancia, traducida en el caso de Sevilla en la desaparición de cuatro de los nueve trenes diarios que cruzan la Campiña sevillana y la Sierra Sur.