17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 6 de agosto de 2009

    El Consistorio fija en septiembre pruebas para la convocatoria de 38 plazas de bomberos tras el fallo del TSJA

    Un total de 93 personas optan a conseguir una plaza en la nueva convocatoria, con 128 exclusiones

    SEVILLA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Sevilla, a través de una resolución de la Junta de Gobierno Local, ha fijado para finales de septiembre las primeras pruebas incluidas dentro de la convocatoria de 38 plazas de bomberos --33 de bomberos en sí y cinco de conductores--, después de que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) desactivara la convocatoria de estos 38 puestos por limitar la convocatoria a aspirantes menores de 36 años, extremo recurrido por un colectivo de opositores que superaba tal edad, lo que propició una nueva convocatoria para subsanar la anulada.

    En concreto, el punto, incluido en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y al que ha tenido acceso Europa Press, establece que, una vez finalizado el plazo de presentación de solicitudes para los dos tipos de plaza, se han declarado provisionalmente los admitidos y excluidos a las pruebas selectivas, lista que quedaría elevada a definitiva si contra la misma no se produce, dentro del plazo reglamentario, reclamación alguna.

    De esta manera, para las 33 plazas de bomberos existe un listado de 75 personas admitidas y 105 excluidos, mientras que para las cinco plazas de bombero-conductor hay una lista de 18 admitidos y 23 excluidos. Todas las exclusiones están basadas en el incumplimiento de los requisitos de edad, la no acreditación del pago de las tasas de examen o de los carnets de conducir exigidos en la convocatoria o la presentación de la solicitud fuera del plazo establecido.

    Al amparo de lo preceptuado en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, se conservan las actuaciones derivadas de la convocatoria anulada no afectadas por la sentencia, por ser independientes del límite de edad que ha sido anulado por la misma.

    Aquí se encuadrarían las pruebas ya superadas por los aspirantes que en su día concurrieron al proceso selectivo superándolo, por lo que estas personas no estarían obligadas a concurrir a la nueva convocatoria, intercalándose los resultados que se produzcan en las nuevas pruebas con los de la anterior convocatoria para con ello conformar una nueva relación y nueva propuesta de aspirantes aprobados por parte de los tribunales calificadores para ocupar las plazas como funcionario de carrera.

    De esta manera, el conflicto será resuelto con una nueva convocatoria que dé cumplimiento a la sentencia del TSJA, si bien el nuevo procedimiento quedará reservado a los aspirantes que en 2006 superasen los 35 años y los nuevos concurrentes sólo conseguirían un puesto en la plantilla del Servicio municipal de Salvamento y Extinción de Incendios de superar las puntuaciones cosechadas por los 38 afectados en las pruebas físicas y teóricas.

    En tal caso, y según explicó en su momento a Europa Press el secretario general del Sindicato Profesional de Bomberos (SPB), Juan Carlos Bernabé, los actuales miembros del servicio que resultaran "desplazados" obtendrían un puesto de funcionario de carrera en este servicio municipal dada la "responsabilidad patrimonial" del Ayuntamiento en el conflicto al haber limitado la edad de la convocatoria abriendo la puerta al litigio judicial que finalmente se ha fallado en su contra.