17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 19 de febrero de 2014

    CSIF estudia "emprender medidas legales" contra la gerencia del Virgen del Rocío por el caso del amianto

    El sindicato ha puesto el tema en manos de su Asesoría Jurídica, a la vez que desmiente la respuesta de la dirección del hospital

    SEVILLA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Sevilla está estudiando, a través de su Asesoría Jurídica, la posibilidad de ejercer medidas legales contra la dirección del Hospital Virgen del Rocío ante el caso del amianto descubierto en salas del complejo hospitalario e inspeccionadas por la Inspección de Trabajo hace unas fechas.

    Así, el Sector de Sanidad de CSIF Sevilla denuncia también "el oscurantismo y la falsedad" con la que la dirección del centro hospitalario está tratando el tema y la forma "cínica" con la que está obviando información a los trabajadores del Virgen del Rocío, tras tener constancia de ello por parte de los propios profesionales sanitarios, que acudieron a CSIF Sevilla para denunciar que la dirección del hospital no se ha dirigido a ellos para informarles de la situación.

    En un comunicado se indica que los delegados de CSIF Sevilla se han entrevistado con varios trabajadores de mantenimiento que estuvieron presentes en los trabajos denunciados y "sus testimonios contradicen y desmontan totalmente la versión oficial del Hospital", señala CSIF, que según los trabajadores, "el grueso de los trabajos se realizó el día 12 de diciembre, no a finales de enero como dice la nota de la dirección", por lo que los restos de tubería "han permanecido abandonados más de dos meses", la "emergencia" de la reparación era un atasco que afectaba a dos fregaderos y con respecto a las dos horas de duración que refieren en su nota, según la información de los trabajadores, fueron realizados en tres jornadas de trabajo entre el 11 y el 13 de diciembre.

    Además, el sindicato indica que en "el primer día no tuvieron ningún elemento de protección, el segundo y a petición de los trabajadores les dieron un pijama desechable de mangas cortas, una simple mascarilla quirúrgica y unos guantes de látex", ni por asomo lo mínimo que exige la ley de protección de riesgos laborales. "El tercer día se limpió la zona y se recogieron los trozos de las tuberías rotas que permanecieron en el mismo sitio hasta hoy, pues todavía no se han retirado", señala, al tiempo que añade que "al menos los han cubierto de plásticos y han retirado las taquillas de los trabajadores que han estado todo este tiempo en esa misma estancia".

    Por otra parte, el caso concreto de un trabajador alertó a CSIF Sevilla, ya que se personó en la Unidad de Riesgos Laborales el 13 de diciembre por miedo a las repercusiones para su salud de lo que estaba pasando y, tras recibir información, dejó constancia por escrito de su problema. "Aún no ha pasado ninguno de ellos por Vigilancia de la Salud ni ha recibido respuesta a su escrito", señalan desde el Sector de Sanidad de CSIF Sevilla, par el que "es lamentable y preocupante" que una entidad pública y sanitaria "quiera echar tierra sobre este asunto a pesar de las graves consecuencias que puede ocasionar a la salud de sus trabajadores", por lo desde su Asesoría Jurídica, ha comenzado a estudiar la posibilidad de emprender acciones legales contra la dirección del hospital.