21 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2014

Los cursos de verano, prorrogados de forma pionera a noviembre, experimentan repunte de alumnos de más de 40 años

La sede plantea una reducción de cursos para próximos ejercicios

Los cursos de verano, prorrogados de forma pionera a noviembre, experimentan repunte de alumnos de más de 40 años
EUROPA PRESS

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) ha ofrecido este miércoles su balance del transcurrir de los Cursos de Verano de la institución en 2014, una edición en la que se prorrogará la impartición de los mismos al mes de noviembre, con una docena de cursos que se quedaron finalmente fuera de la primera selección pero cuya temática interesa a la sede académica.

Estos 'Cursos de Otoño', como los ha denominado en rueda de prensa el rector de la UNIA, Eugenio Domínguez Vilches, suponen una experiencia pionera en la cual el formato tendrá que ser algo diferente, habida cuenta de que la actividad académica repunta y los horarios deben adaptarse a ello.

Así, habrá una programación única para todos los campus --Sevilla, Málaga, Baeza (Jaén) y La Rábida (Huelva)--, con cursos de temática variada y cuya duración oscilará entre las 15 y las 20 horas, según ha explicado la vicerrectora de Ordenación Académica de la UNIA, María Dolores Oliver.

La valoración de ambos en cuanto a la celebración de la presente edición de los cursos ha sido positiva, señalando que ha habido pocos de los mismos que hayan tenido que ser suspendidos, fundamentalmente por falta de matriculaciones o por problemas de 'timing', algo que afecta especialmente al campus malagueño, en tanto que es el primero en empezar y cuenta por ello con menos tiempo para la publicidad y organización de los mismos.

Han sido hasta 70 los cursos impartidos en el periodo estival, con 1.800 alumnos matriculados --un ligero incremento respecto al año anterior, con un 20 por ciento de los mismos becados--, sobresaliendo en este sentido el significativo repunte experimentado en el sector de más de 40 años, con un 37 por ciento, lo que Oliver atribuye a la "saturación" del mercado de trabajo y el consecuente reciclaje que deben llevar a cabo muchas de estas personas. Y es que también se ha registrado un gran número de matriculados en situación de desempleo.

En cuanto al resto de edades, un 4 por ciento han sido menores de 20 años, un 23 por ciento estaban en la franja de 21 a 25 años y un 16 por ciento eran inscritos de 26 a 30 años, lo que se corresponde con alumnos de posgrado o profesionales en su primera etapa. Por otro lado, se ha registrado un 20 por ciento de inscripciones de los 31 a los 40 años, profesionales en activo o en paro.

El 95 por ciento de los alumnos eran nacionales --a su vez, el 60 por ciento de estos eran andaluces--, despuntando entre los extranjeros el 2,5 por ciento de latinoamericanos. Ha habido algo más de mujeres (54 por ciento) que de hombres, y el 60 por ciento de los inscritos eran estudiantes, siendo el resto profesionales.

La media de alumnos por curso ha sido de 23-24 alumnos --Baeza cuenta con la media más alta, con una ratio de 35--, y la de profesores, de unos siete por curso, mayoritariamente nativos, ya que "este año contamos con un número de docentes foráneos menor, pero de mayor calidad".

Por lo demás, Domínguez Vilches ha subrayado que la sede académica se plantea una reducción del número de cursos para próximos ejercicios, dado que una inscripción masiva iría en contra del principio de cercanía que se pretende con los mismos, teniendo además en cuenta las limitaciones físicas de la institución.

En cuanto a la financiación de los mismos, el rector de la UNIA ha asegurado que "no se han pasado angustias económicas" para afrontar el coste de los cursos, con una media de 4.000 euros por cada uno. Especialmente exitosas han sido este año temáticas como el 'coaching' educativo, la composición poética, el comisariado o la intervención psicológica ante grandes desastres.

Para leer más