14 de octubre de 2019
25 de noviembre de 2018

Decretan prisión para uno de los detenidos tras la persecución policial en Dos Hermanas (Sevilla)

Decretan prisión para uno de los detenidos tras la persecución policial en Dos Hermanas (Sevilla)
POLICÍA NACIONAL - ARCHIVO

DOS HERMANAS (SEVILLA), 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Dos Hermanas (Sevilla) ha decretado este domingo el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, para el conductor del vehículo que persiguió este pasado viernes la Policía Nacional durante más de media hora en dicha localidad, operación en la que resultaron heridos tres agentes de dicho cuerpo de seguridad.

Fuentes del caso han explicado a Europa Press que, finalmente, la Policía Nacional ha detenido tras este suceso a seis personas y que, a excepción del conductor del vehículo, todas ellas han quedado en libertad provisional tras su paso a disposición judicial.

Estas mismas fuentes han precisado que la decisión de la autoridad judicial de enviar a prisión provisional a este individuo se debe a que las circunstancias del caso "impiden garantizar que no cometerá hechos similares, ni intentará evadir la acción de la justicia por la gravedad de la pena que se le pudiera imponer si se estableciera una fianza".

El varón, identificado como E.M.M., está acusado de la presunta comisión de delitos de atentado, lesiones y contra la seguridad vial.

Por otra parte, un portavoz de la Policía Nacional explicó a Europa Press que la persecución duró más de media hora y en ella "se puso en peligro la vida de los ciudadanos y los agentes".

Por su parte, fuentes de la investigación precisaron a Europa Press que los hechos sucedieron sobre las 22,10 horas del viernes, cuando una patrulla por la barriada de Los Montecillos observó un "vehículo sospechoso oscuro" que, a la llegada de los agentes, emprendió la huida "a gran velocidad".

Tras una larga persecución, los agentes, cuyos derechos defiende el abogado David Pareja, consiguieron dar con el conductor y el copiloto del vehículo cuando intentaban entrar en un domicilio. Las personas que se encontraban en la vivienda, según estas fuentes, "comenzaron a agredir a los agentes".

Asimismo, dos policías subieron a la segunda planta de la vivienda, donde E.M.M. intentó sacar una katana de su vaina "para usarla contra los agentes".