5 de agosto de 2020
14 de noviembre de 2014

La Diputación libra 7,2 millones de euros en anticipos reintegrables para 20 ayuntamientos

Los más de diez millones sobrantes de la segunda convocatoria del FEAR serán reutilizados para una tercera oferta de anticipos

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Después de que el pleno de la Diputación de Sevilla aprobase el pasado 25 de septiembre las bases de la segunda convocatoria anual de su Fondo Extraordinario de Anticipos Reintegrables (FEAR), dotada de 17,65 millones de euros, el presidente de la institución, Fernando Rodríguez Villalobos, ha firmado este viernes una resolución gracias a la cual un total de 20 ayuntamientos de la provincia reciben anticipos reintegrables por valor de 7,265 millones de euros.

Se trata de la segunda convocatoria de este año del Fondo Extraordinario de Anticipos Reintegrables, el conocido como FEAR, una línea de anticipos reintegrables que la institución provincial ofrece a los ayuntamientos, sin costes financieros de ningún tipo, al objeto de que gocen de liquidez. Esta segunda convocatoria del FEAR, en concreto, cuenta con un fondo de 17,65 millones de euros ofrecidos como anticipos con cargo a los ingresos que correspondan a los ayuntamientos por los impuestos que les tramita el Organismo Provincial de Asistencia Económica y Fiscal (Opaef).

Esta segunda convocatoria, según la información recogida por Europa Press, se dirige expresamente para aquellos ayuntamientos que no concurrieron a la primera convocatoria al no reunir todos los requisitos exigidos o cuya solicitud fue denegada por los mismos motivos.

Merced a las nuevas solicitudes presentadas por los ayuntamientos, el presidente de la Diputación ha firmado este viernes una resolución gracias a la cual un total de 20 ayuntamientos reciben anticipos reintegrables por valor de 7,265 millones de euros. El fondo total de 17,65 millones de euros, según la Diputación, no ha sido agotado al no prosperar solicitudes que no cumplían los requisitos exigidos por las bases de esta convocatoria, con lo que la idea es aprovechar los más de diez millones de euros aún disponibles para una nueva convocatoria similar a las dos primeras.