22 de octubre de 2019
14 de marzo de 2009

Ecologistas pedirá nuevos estudio de impacto y compatibilidad en sus alegaciones al plan de aguas de Las Cruces

SEVILLA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La organización Ecologistas en Acción formulará alegaciones al 'Plan Global de Gestión de Aguas' elaborado por 'Cobre las Cruces' para restituir la concesión gracias a la cual explota el acuífero Niebla-Posadas mediante un sistema de drenaje y reinyección, al objeto de que el nuevo documento no sea aprobado a menos que se acometa un nuevo estudio de impacto ambiental y un nuevo informe de compatibilidad en cuanto al Plan Hidrológico del Guadalquivir.

Isidoro Albarreal, uno de los principales activistas de Ecologistas en Acción en Sevilla, dijo a Europa Press que una vez que la Consejería de Medio Ambiente, a través de la Agencia Andaluza del Agua, ha expuesto finalmente a información pública el 'Plan Global de Gestión de Aguas', su organización alegará con toda seguridad ante este programa de actuaciones para el yacimiento minero ubicado en suelos de Gerena, Salteras y Guillena, porque constituye "una modificación tremendamente grande" en cuanto al aprovechamiento del acuífero Niebla-Posadas.

A expensas de concretar las alegaciones, anunció que inicialmente, Ecologistas en Acción reclamará "un nuevo estudio de impacto ambiental", además de un nuevo informe en cuanto a la compatibilidad del sistema de drenaje y reinyección instalado por 'Cobre las Cruces' en el acuífero sobre el vigente Plan Hidrológico del río Guadalquivir.

Según una síntesis del 'Plan Global de Gestión de Aguas', recogida por Europa Press, esta empresa promotora de la mayor mina a cielo abierto de Europa en suelos de Gerena, Guillena y Salteras, propone un programa de gestión de los recursos hídricos de cara a "toda la vida de la explotación minera", si bien se divide en tres fases que comenzarían a operar entre nueve y 12 meses después de que fuera aprobado el plan y restituida la concesión de la que 'Cobre las Cruces' gozaba para detraer agua del acuífero Niebla-Posadas, pues el pasado 12 de mayo de 2008 la CHG suspendió la concesión por el incumplimiento de sus términos y su funcionamiento está sujeto a las medidas cautelares adoptadas por la administración ante las recomendaciones de la Dirección General de Industria, Energía y Minas.

El plan, que espera aún su aprobación definitiva para que la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa autorice de nuevo las excavaciones en el fondo de la mina, incluye como medida de "inmediata aplicación" la práctica de sondeos de drenaje adicionales en dos sectores (uno y dos) para "reducir" las filtraciones de agua al fondo de la corta minera, tras lo cual los sondeos programados para el año 2011 en la fase dos del sistema de drenaje y reinyección se adelantarían para ser instalados "inmediatamente" y así "homogeneizar" la calidad del agua natural drenada y tratada y reducir la afluencia de aguas de contacto al fondo de la corta.

"REVISIÓN" DE LOS TÉRMINOS DE LA CONCESIÓN

En cuanto al contenido en sí de la concesión administrativa en su día otorgada por la CHG sobre el acuífero Niebla-Posadas, el documento advierte de que "existen dificultades inherentes de cumplimiento" en lo que a sus términos se refiere, por lo que se reclama una "revisión y modificación" en función de las propuestas de este 'Plan Global de Gestión de Aguas', unas "propuestas más reales" de cara a la protección del acuífero.

Así, propone la empresa la "eliminación" de dos tablas de las estimaciones de caudales de drenaje de aguas subterráneas, pues se trata de datos extraídos del modelo hidrogeológico del año 2000 y a día de hoy "no deberían constituirse en un condicionante rígido", pues obedecen a "los supuestos de aquella época" y "es imposible que se pretenda que los caudales extraídos se ajusten exactamente" al contenido de estas tablas. Al respecto, sugiera 'Cobre las Cruces' rangos "actualizados" anualmente.

Sobre la extracción neta de aguas subterráneas, 160.000 metros cúbicos al año según la concesión cautelarmente suspendida, supone "un serio impedimento a la manio0brabilidad operativa" del sistema de drenaje y reinyección, máxime cuando han sido clausurados gran número de sondeos en la corta", argumento que esgrime la empresa para reclamar "una nueva detracción neta de aguas en base a las capacidades reales de interceptación de flujos" y la "compensación" ofertada por la compañía, filial de la multinacional canadiense 'Inmet Mining' gracias a los derechos adquiridos sobre otros recursos hídricos.

Y es que la empresa asegura contar con la posibilidad de "compensar" la detracción de agua del Niebla-Posadas con hasta 410.000 metros cúbicos de agua anualmente en función de los derechos adquiridos sobre aguas privadas.