20 de marzo de 2019
23 de septiembre de 2010

Experta indica que "no acaba de ser entendida la adhesión consciente y deliberada de millones de mujeres al Islam"

Experta indica que "no acaba de ser entendida la adhesión consciente y deliberada de millones de mujeres al Islam"
EP

SEVILLA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La socióloga e investigadora del equipo Minority Media, financiado por la Unión Europea, Laura Navarro, que ha participado en el seminario 'Islam: feminismo, religión y política', uno de los cursos que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) organiza en Sevilla, ha señalado que hoy día "no acaba de ser entendida la adhesión consciente y deliberada de millones de mujeres al Islam".

En declaraciones Europa Press, ha destacado que "se tiende a identificar a mujer tradicional y retrasada con velo y a la mujer moderna con mujer occidentalizada sin velo", cuando la realidad sociológica "demuestra que el factor que distingue a las mujeres musulmanes tradicionales de las modernas no es el velo, sino el hecho de haber tenido acceso a la educación".

"Además, dentro de las mujeres modernas, podemos encontrar mujeres que se pueden llamar occidentalizadas, pero también islamistas", ha apuntado, y ha reconocido que, en buena parte, "esta visión etnocéntrica es la que da lugar a escándalos o debates públicos como el que se produjo en Francia cuando salió a la luz que el Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) presentaba en sus listas para las elcciones regionales de este año en región Cote d*Azur una joven militante musulmana".

Refiriéndose al tema del velo, ha detallado que las representaciones "dominantes que suelen aparecer en la prensa española son sobre todo tres, la musulmana pasiva, la víctima y la velada", concretando que la primera "se va construyendo porque los temas a los que se refiere la mayor parte de las noticias donde aparecen mujeres musulmanas suele hacer referencia a la violencia contra las mujeres".

Por su parte, sobre la mujer pasiva, "ésta se va construyendo en gran medida porque no aparecen como individuos que desempeñan un trabajo, sino que ilustran un paisaje cultural determinado", mientras que las velada, ha confesado que este accesorio "no sólo puede tener múltiples formas, desde cubrir todo el cuerpo hsta ser un pequeño pañuelo sobre la cabeza, sino que también tiene numerosos usos".

"Puede ser un uso impuesto por la ley del país o por la familia; un uso derivado de la simple inercia que conlleva la tradición; uno consciente y militante como símbolo de reivindicación identitaria y/o política; para poder optar a un mejor matrimonio o como medio de movilidad social o porque, sencillamente, creen en Dios", ha concretado.

Finalmente, ha destacado que esa imagen de las mujeres musulmanas en los discursos informativos "no es nuevo y tampoco se produce sólo en Occidente", matizando que, mientras el velo "es agitado en esta parte como símbolo de la sumisión de las mujeres musulmanas", en los países musulmanes "la pornografía, la prostitución y la ausencia de respeto a las mujeres en los medios de comunicación forman parte de las críticas sistemáticas que los jefes de estos estados dirigen a sus poblaciones y a los países occidentales".