9 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

Fitch sitúa los 'rating' de BBK en perspectiva negativa y deja los de CajaSur en vigilancia positiva

Fitch sitúa los 'rating' de BBK en perspectiva negativa y deja los de CajaSur en vigilancia positiva
EP

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Fitch ha situado los 'rating' de BBK en perspectiva negativa de cara a un posible recorte tras la adquisición de CajaSur, al tiempo que mantiene en vigilancia positiva las calificaciones de la caja cordobesa intervenida por el Banco de España.

La agencia de análisis de riesgos informó este jueves de que esta decisión refleja la posibilidad de un recorte en un escalón de las notas a largo plazo (A+) y a corto plazo (A/B) de BBK, ante los riesgos que entraña la integración de CajaSur por su gran tamaño y debilidad financiera.

Asimismo, el cambio de perspectiva se produce en un entorno de perspectivas económicas en España y del sector de la construcción y la promoción inmobiliaria de debilidad, en el que el ritmo de recuperación sigue siendo incierto, considera Fitch.

A su parecer, la compra de la entidad controlada en su día por la Iglesia católica impactará negativamente sobre los ratios de capital de la BBK, que, sin embargo, logrará mantenerlos en niveles adecuados.

A falta de que la operación de integración de CajaSur en BBK reciba la 'luz verde' pertinente de sus respectivos consejos de administración, Fitch considera probable que la transacción se complete con éxito.

El mantenimiento de la perspectiva de los 'rating' de CajaSur refleja la posibilidad de una revisión al alza ante el apoyo que la caja de ahorros recibirá a raíz de su integración en BBK.

Para Fitch, la caja vasca cuenta con la suficiente capacidad financiera y de gestión para asumir los retos asociados a la compra de CajaSur, al tiempo que se beneficia de su fuerte red comercial en una de las regiones más ricas de España.

Asimismo, CajaSur contribuirá al tamaño de la BBK en un escenario de consolidación del sector financiero español y potenciará su cobertura geográfica en Andalucía, sobre todo en las provincias de Córdoba y Jaén, donde la entidad vasca goza de escasa presencia.

Aunque la firma aventura que la operación de integración tendrá resultados negativos en términos de costes de reestructuración a corto plazo, las sinergias de costes e ingresos potenciales ayudarán a sostener el comportamiento de la BBK a medio plazo.