7 de abril de 2020
11 de mayo de 2008

Fraga afirma que "sólo un imbécil o un loco" negaría el trasvase a Cataluña

Fraga afirma que "sólo un imbécil o un loco" negaría el trasvase a Cataluña
EP
Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar

 

 

   SEVILLA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

   El senador y ex presidente de Galicia Manuel Fraga se refirió hoy al problema de la sequía que afronta Barcelona y se mostró tajante al asegurar que "sólo un imbécil o un loco" negaría el trasvase de agua a esa zona, ya que "todo lo que hay en España es de los españoles y hay que repartirlo bien, el agua también".

   En declaraciones a Europa Press, Fraga defendió el trasvase del Ebro previsto en el Plan Hidrológico Nacional, al tiempo que añadió que "el Ebro, que ni nace ni muere en Aragón, debe servir de base para no tener que recurrir a las fórmulas pintoresca de la señora Narbona: tirar el agua al mar y luego desalarla".

   Por otra parte, Fraga consideró "necesario" abordar el debate autonómico y reformar la financiación, "tomar en serio el problema" para afrontar "sandeces" independentistas y a quienes plantean la división del país, "la descomposición de España a base de referéndum, algo por lo que no pasaré nunca mientras pueda evitarlo", recalcó.

   A su juicio, hay que "poner encima de la mesa" este debate "porque entre tanto le hemos dejado la palabra libre al señor Carod Rovira, que habla de independencia de Cataluña y de otras sandeces". "Cuando los debates tienen lugar es cuando no hay más remedio que hacerlos y creo que, en este momento, es necesario hacerlo", insistió.

   Para el senador, el problema entre Comunidades Autónomas es "de concepto", pero la financiación es una "parte importantísima" del mismo. "Se está discutiendo cómo se valoran las cuentas autonómicas, etc. Ése es el camino y no plantear a base de referenda la descomposición de España, por lo que no pasaré nunca mientras pueda evitarlo", recalcó.

   Manuel Fraga recordó sus 16 años en Galicia, --"de los más gratos de mi vida"--, y describió su gobierno en la Xunta como la demostración de que "el Estado autonómico puede funcionar sin problemas con el poder central". "Galicia ha caído después en manos de dos partidos que juntos sumaron un escaño más que yo, pero que no se entienden. Y veremos cómo termina aquello", agregó al respecto.