23 de enero de 2021
20 de abril de 2006

Granada.- Salud procede al "cierre cautelar" del hotel donde se originó el brote de legionella

SEVILLA/GRANADA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, María Jesús Montero, anunció hoy que su departamento ha procedido al "cierre cautelar" del hotel 'La Najarra' de Granada, donde se ha originado un brote de legionella que ya ha ocasionado nueve casos de contagio confirmados de esta bacteria en catalanes que se encontraban de vacaciones, si bien hay otros cinco casos de personas de esta conmunidad con probabilidad de que también sufran legionella.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla tras inaugurar el IV Congreso 'Empresa y Salud en Andalucía', la titular andaluza de Salud confirmó que, "ante la aparición de nuevos casos el pasado lunes, se ha procedido al cierre cautelar de este hotel, a la espera de las analíticas que esperamos puedan estar dispinibles en el día de hoy". Esta medida cautelar ya fue solicitada por la propia Delegación Provincial de Salud de Granada, según informaba ayer.

Montero aclaró hoy que se trata de una segunda medida de choque, ya que, en un principio, su departamento ya procedió a la administración de un choque térmico, "que es la primera medida que hay que llevar a cabo cuando parece que el brote está en un hotel concreto".

Al hilo de ello, la consejera del ramo, que destacó la "magnífica coordinación" entre la Generalitat de Cataluña y la Junta de Andalucía "para la comunicación e identificación del brote de legionella", subrayó que el brote "está circunscrito al interior del hotel".

Además, aseguró que "no hay ninguna torre de refrigeración en el exterior que pueda estar provocando un flujo de esta bacteria que pudiera afectar a la comunidad", una consideración, dijo, "que es importante advertirla para que los ciudadanos puedan estar tranquilos que el foco está controlado".

"En este momento se han opuesto en marcha todas las medidas técnicas y de precaución para que ningún ciudadano pueda estar en riesgo", declaró Montero, quien insistió en que el hotel "se ha cerrado" y aclaró que "todas las personas que estaban residiendo en el mismo se han alojado en otro centro".

SEGUIR AUMENTANDO LOS CONTROLES

Con todo, se refirió a la "necesidad de seguir aumentado las medidas de control y las inspecciones por parte del propio empresariado", en relación, concreto, "con instalaciones que tienen mayor riesgo de que esta bacteria anide en las fuentes de agua, algo que es relativamente frecuente".

Por ello, reiteró la necesidad de que en este tipo de instalaciones "hay que estar realizando permanentemente tratamientos de choque y también controles".

Los afectados tienen en común haber estado alojados en este establecimiento hotelero del municipio, por lo que técnicos de la Delegación de Salud adoptaron las medidas oportunas para evitar la propagación del brote.

El primero de los casos es una mujer de 77 años que inició síntomas el día 25 de marzo y no requirió ingreso hospitalario, mientras que el segundo, un hombre de 73 años, y el tercero, otro de 77, permanecen ingresados en el Hospital de Viladecans. En el mismo centro se encuentra también ingresado otro hombre de 75 años, que inició síntomas el 31 de marzo.

En el Hospital Clínico permanece un hombre de 82 años, mientras que en el Hospital de l'Esperit Sant hay dos mujeres de 60 y 61 años de edad. El octavo caso que requirió ingreso hospitalario es el de una mujer de 75 años, que se encuentra en el Hospital de Sant Pau.

Un hombre de 75 años, también confirmado, no requirió ingreso. Además de estos nueve casos confirmados, hay dos más que han sido notificados por el Servicio de Epidemiología de Granada y están pendientes de confirmación. Se trata de una mujer de 62 años y un hombre de 85 años residentes en Cataluña, que se encuentra ingresado en el Hospital de Motril (Granada).

También están pendientes de ser confirmados dos casos más detectados en Cataluña. Una mujer de 75 años que inició síntomas el 8 de abril y está ingresada en el Hospital Clínico y un hombre de 78 años que inició síntomas el 7 de abril y también está hospitalizado en el Hospital Clínico.

A estos 13 casos hay que añadir un hombre que murió en su domicilio el día 13 de abril y del que no se conoce el resultado de la autopsia para poder determinar la relación con los otros afectados. Dado que el período de incubación es de diez días, hasta el momento no se puede descartar que pueda aparecer algún otro caso contagiado con anterioridad y que no se haya detectado.