24 de febrero de 2020
27 de enero de 2020

A juicio en Sevilla por amenazar a su inquilino que no le pagaba y darle trabajo sin salario

A juicio en Sevilla por amenazar a su inquilino que no le pagaba y darle trabajo sin salario
Cartel de 'Se Alquila' - EUROPA PRESS - ARCHIVO

SEVILLA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla juzga este martes a un matrimonio y a su hijo acusados de amenazar y coaccionar a un inquilino de un piso de su propiedad, que no pagaba las mensualidades, y al que le dieron trabajo en una obra que ellos estaban haciendo sin pagarle ningún salario. Por estos hechos, la Fiscalía pide para ellos dos años de prisión, el pago de 600 euros de multa y la prohibición de aproximarse durante tres años por un delito de coacciones y uno leve de amenazas.

Según reza en el escrito del Ministerio Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, en abril de 2016 los acusados, mediante contrato verbal, alquilaron una vivienda a este hombre por el precio de 500 euros mensuales, pero al no pagar ni una mensualidad, debido a que se encontraba en paro, estos comenzaron a exigirle el pago de forma diaria.

Finalmente, un mes después, los acusados pidieron a este hombre que se marchara del domicilio y que abonara lo adeudado pidiendo un préstamo a una conocida de la mujer del matrimonio procesado, "un préstamo que generaría unos intereses de 600 euros quincenales".

Como el impago proseguía, estos le dijeron a este inquilino que "tendría que trabajar para ellos en una obra y, de este modo, saldaría parte de los intereses" y, así, tras muchos requerimientos, en los que llegaron a indicarle la posibilidad "causarle un mal", este comenzó a trabajar para ellos en una obra sita en la misma calle donde se encontraba el piso.

Un día indeterminado en verano de 2016, una de las acusadas le dijo que la conocida que le había prestado el dinero "no se casaba con nadie y que su marido y cuñados pegarían dos tiros a sus hijos", día que el último en el que acudió a la obra a trabajar.

Tras ellos, los acusados "enfurecidos lo buscaron en el albergue al que había acudido a residir con su familia, donde llegaron a decirle que matarían a su hijo de tres años" y, tras denunciar los hechos, éstos le esperaron en el interior de un vehículo en el que intentaron meterlo, agarrándolo por los brazos mientras le decían: "Esto lo vamos a solucionar hoy, vente para el coche".

La Fiscalía asegura que éste logró zafarse y los encausados, con el fin de atemorizar al perjudicado, le amenazaron diciéndole que "no se atreviera a salir del albergue" y que le iban a mandar "una banda de gitanos", una situación que generó en este hombre y en su familia "un fuerte temor y desasosiego".

Contador

Para leer más


Lo más leído en Andalucía