23 de octubre de 2019
24 de septiembre de 2009

Junta destaca la "contención y transparencia" en sueldos de altos cargos y PP considera que dan "vergüenza" por elevados

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, aseguró hoy ante el Pleno del Parlamento que si algo caracteriza a las retribuciones de los altos cargos de la Junta es su "moderación y contención, su transparencia y su estricto régimen de incompatibilidades" y recordó que la partida destinada a altos cargos supone el 0,06% del total del presupuesto, mientras que el PP consideró que deberían dar "vergüenza" por elevados en estos momentos de crisis y con un millón de parados en la comunidad.

Durante una interpelación a petición del PP-A, Martínez Aguayo explicó que, como media, cada alto cargo cobra en Andalucía unos 61.728 euros, cifra que está "muy por debajo" de las retribuciones en otras comunidades autónomas. Junto a ello, indicó que los altos cargos de la Junta están sometidos a un estricto régimen de incompatibilidades, que garantiza que éstos sean los únicos ingresos profesionales que perciben.

Defendió, igualmente, la transparencia de estas retribuciones, cuya cuantía viene reflejada en el presupuesto anual de la comunidad, donde también se detalla el número total de altos cargos y su peso porcentual sobre el total del personal al servicio de la administración en cada una de las consejerías.

Según destacó la consejera, esta transparencia no se limita a las retribuciones, sino que alcanza también al patrimonio de los altos cargos, que están obligados por Ley a realizar una Declaración de Bienes e Intereses tras el nombramiento, así como a su correspondiente actualización, que cualquier persona puede consultar en Internet.

Respecto al personal directivo de las agencias de régimen especial, las agencias públicas empresariales y otras entidades de derecho público, Martínez Aguayo adelantó que se está "trabajando en el establecimiento de un nuevo marco regulador", aunque advirtió de que hay que tener en cuenta la heterogeneidad que se desprende de la realidad de las empresas públicas, de las funciones que tienen encomendadas, y sin obviar que en este marco han de integrarse tanto empresas que operan en condiciones de mercado como aquellas que son consideradas como un medio propio de la administración.

Por su parte, la portavoz del grupo popular, Esperanza Oña, manifestó que siempre hay que pretender la austeridad desde la administración pública, pero, en momentos de crisis, hay que ser aún mucho más austeros, algo que, en su opinión, no ocurre en la Junta de Andalucía, puesto que existen altos cargos con retribuciones "elevadísimas que deberían causar vergüenza a las personas que se las ponen". Dijo que es "frívolo plantear una subida de impuestos, que los socialistas siempre justifican, manteniendo sueldos multimillonarios a miembros de la administración".

Tras indicar que el PP lleva toda la vida planteando austeridad en la administración pública, hizo hincapié en el asunto de los sueldos de los altos directivos de las empresas públicas, que están protegidas "de manera exagerada, como si se trata del secreto mejor guardado". Parece que la Junta, según Oña, no sabe cuántos altos directivos de empresas públicas hay ni cuánto cobran, ya que se trata de un "mundo paralelo, tenebroso, oculto y privilegiado que han creado".

Para Oña, es "absolutamente incompatible que en Andalucía haya casi un millón de parados y 300.000 hogares sin ingresos y que la Junta se atreva, con esa solidaridad socialista tan extraña, a defender unos sueldos altísimos" para altos cargos de la administración y altos directivos de las empresas públicas.

Oña exigió a la consejera que aclarara cuántas personas en la administración pública andaluza cobran más que el presidente de la Junta, y se mostró convencida de que el Gobierno "no tiene clara" la decisión de regular los sueldos de los altos directivos en las empresas públicas. Insistió en el planteamiento de su partido de que ningún alto cargo de la Junta o de ayuntamientos y que ningún directivo de empresa pública andaluza o municipal gane más que el presidente de la Junta.

En su turno de réplica, Martínez Aguayo acusó a Oña de tener un "planteamiento demagógico y poco ajustado a la realidad" en este asunto, y le recordó que hay ayuntamientos gobernados por el PP que ponen de manifiesto una política retributiva "muy escandalosa" en empresas públicas municipales que tienen pérdidas. Dijo que, por ejemplo, el director de la televisión de Málaga sobra 211.000 euros anuales.