21 de noviembre de 2019
7 de marzo de 2014

Junta detecta irregularidades en el etiquetado y composición de tejidos en productos textiles para bebés

SEVILLA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría General de Consumo de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, a través de sus servicios provinciales, ha detectado irregularidades principalmente en la información sobre fabricantes y composición que ofrecen los etiquetados de productos textiles para bebés, según los resultados de la campaña de ámbito nacional desarrollada por la Junta en 2013 para comprobar asimismo la seguridad de estas prendas, en especial de aquellas que llevan cordones o similares.

En un comunicado, Consumo informa de que las inspecciones se han dividido en dos grandes bloques en función de si las prendas se pusieron a la venta en los circuitos comerciales antes o después del 8 de mayo de 2012, en cuyo caso se podían seguir comercializando hasta el 9 de noviembre de 2014. Ello se debe a la aplicación de un nuevo reglamento comunitario a partir de la primera fecha indicada.

En total los servicios de inspección han visitado 91 establecimientos en los que han levantado 127 actas, de las que casi el 26 por ciento han sido positivas por presentar alguna irregularidad en el etiquetado (33 actas).

Asimismo, se han tomado 19 muestras de productos para su análisis en el laboratorio, siendo una de ellas positivas, si bien no por motivos de seguridad de la prenda sino por defectos de información. Las irregularidades detectadas han dado lugar, hasta el momento, al inicio de 6 expedientes sancionadores considerados por infracciones leves de acuerdo con la legislación en vigor.

En el desglose de las irregularidades, destaca en primer lugar que en el etiquetado no figuran la marca comercial o el nombre de la empresa conforme a las exigencias del nuevo reglamento aplicable a estos productos. Igualmente, en el 20 por ciento de los artículos analizados no se indica el domicilio del responsable, y en el 16,8 por ciento se detecta que algunas de las informaciones facilitadas inducen a error respecto de las denominaciones y descripciones que establece la normativa.

Además, en un 7,9 por ciento de los casos no figura en la etiqueta el nombre o la razón social de la empresa fabricante, importadora, distribuidora o comercializadora del producto, y en el mismo porcentaje de casos el etiquetado y marcado no se ofrece en la lengua oficial del Estado.

RECOMENDACIONES

La Junta recomienda prestar especial atención a la compra de estos productos, puesto que van destinados a la población infantil. Por ello, aconseja, en primer lugar, leer detenidamente el etiquetado, y comprobar que en el mismo figura la identificación del responsable. También se deben tener en cuenta las advertencias de seguridad, así como las instrucciones de uso.

Se aconseja también realizar estas compras en comercios responsables, que puedan dar información y atender a posibles reclamaciones. Además de conservar el ticket, se recomienda, siempre que sea posible, realizar las compras en establecimientos que exhiban el logotipo de adhesión al Sistema Arbitral de Consumo, ya que de este modo se facilita la resolución de forma rápida y gratuita de cualquier discrepancia que pudiera surgir.

Igualmente, se recuerda que los establecimientos deben disponer de hojas de quejas y reclamaciones a disposición de las personas consumidoras, para lo cual se exhibirá un cartel que informe claramente de su existencia.