18 de octubre de 2019
30 de noviembre de 2009

La Junta ofrece un "gran pacto" para sacar de la "confrontación política" las leyes locales

SEVILLA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Gobernación, Luis Pizarro, ofreció hoy un "gran pacto" para sacar de la "confrontación política" el debate sobre las futuras leyes de Autonomía Local y de participación de los entes locales en los tributos de la comunidad, que requieren, según recalcó, del máximo consenso.

Pizarro, que inauguró el foro 'Encuentros' organizado por 'El Correo de Andalucía', bajo el título 'Las nuevas leyes locales a debate', se mostró partidario de continuar con el diálogo en torno a esas normas--que ya han sido remitidas al Consejo Consultivo-- y expresó la voluntad del Ejecutivo de alcanzar un "gran pacto" que permita sacarlas del rifi-rafe político y de la estrategia política "legítima" que cada partido tenga a la hora de criticar al Gobierno, porque es lo "que exigen" los alcaldes andaluces.

"Exigen que el Gobierno y los partidos estemos a la altura de las circunstancias para poder alcanzar ese gran acuerdo en torno a las dos leyes locales, como se alcanzó para la aprobación del Estatuto de Autonomía", indicó el consejero, que recalcó que la voluntad del Ejecutivo es aprobarlas en este mes de diciembre para que sean remitidas al Parlamento antes de que finalice el actual ejercicio.

Se mostró convencido de que la Ley de Autonomía Local se situará entre las normas más importantes que salgan adelante en esta legislatura. Señaló que se trata de una norma que tiene vocación de permanencia, apuntando que el Estatuto de Autonomía acertó cuando estableció que debería ser una norma de "mayoría reforzada", toda vez que marcará las reglas del juego para los ayuntamientos y será su "estatuto".

Se mostró convencido de que esta ley marcará un "auténtico hito histórico" y un "antes y un después" en la historia de los ayuntamientos no sólo en Andalucía, sino también en España. Valoró que Andalucía, una vez más, se sitúe a la vanguardia en el país impulsando una norma que sentará las bases del funcionamiento del nuevo modelo local tanto en esta comunidad como en el resto del territorio nacional.

El primer pilar sobre el que se asentará la norma, según añadió Pizarro, será el establecimiento de las competencias propias de los ayuntamientos, un listado que se ve reflejado en el artículo 9 del anteproyecto que ha elaborado el Ejecutivo. Quiso dejar claro que ninguna competencia propia del ayuntamiento podrá ser aminorada por la Junta a través de una ley sectorial.

Asimismo, puso de manifiesto que esta norma también evidencia una clara reducción del control de la administración autonómica sobre determinados actos municipales, lo que supone menos tutela de la Junta sobre los consistorios. "Se deja claro que los ayuntamientos no son meras instituciones administrativas, sino que tienen legitimidad política", sentenció el consejero.

Luis Pizarro también quiso poner de manifiesto durante su intervención el importante "esfuerzo" económico que la Junta ha hecho en los Presupuestos de la comunidad para dar respuesta a las necesidades de los ayuntamientos, lo que ha supuesto el incremento del fondo de nivelación de los servicios municipales hasta 200 millones en el próximo ejercicio.

Paralelamente a la Ley de Autonomía Local se pondrá en marcha también la Ley de participación de los entes locales en los tributos de la comunidad, cuyo fondo para 2011 se estima en una dotación de 420 millones, según apuntó el consejero, quien lamentó que desde los partidos de la oposición se abra un "debate interesado" y ya "superado" acerca de si esa participación tiene que ser sobre los ingresos o sobre los recursos de la comunidad.

El consejero insistió en que la de Autonomía Local es una norma de carácter "estatuyente" que requiere del "máximo consenso" entre el Gobierno, los partidos y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).