1 de marzo de 2021
28 de enero de 2021

La Junta de Personal Docente de Sevilla pide suspender las clases presenciales con una tasa Covid superior al millar

SEVILLA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Personal Docente No Universitario de Sevilla ha solicitado un cese temporal de la actividad presencial en los centros educativos de aquellos municipios de la provincia con una incidencia de Covid de 1.000 o más casos por cada 100.000 habitantes.

"Como representantes del profesorado, exigimos que se tomen medidas
reales para proteger su salud. El aumento exponencial de casos y la
previsión de que así continúe demuestran que las medidas adoptadas
hasta ahora por parte de las autoridades son claramente insuficientes, a
pesar de los esfuerzos ímprobos de los equipos docentes, en general, y
directivos en particular", detalla el sindicato CGT en un comunicado.

Las dos asociaciones más numerosas de directores han dejado constancia en sendos escritos "de una petición similar a la de esta Junta de Personal". En la misma línea se han manifestado diversos ayuntamientos de localidades
"con un índice de incidencia desbordado", añade la nota de prensa, que destaca que desde la Junta de Personal, "apostamos por la educación presencial, que es insustituible, pero tenemos claro que debe darse en condiciones de seguridad".

"La medida que pedimos es algo extraordinario: la educación telemática no es el remedio. Por eso, reclamamos a la Delegación y a la Consejería de Educación un compromiso de puesta en marcha de todas las medidas que sean precisas, en el intervalo en que los centros permanezcan cerrados, para volver con seguridad a las aulas".

Asimismo, y con el objetivo de que la brecha digital no siga aumentando, "es básico que los dispositivos prometidos lleguen a su destino". La vuelta a la presencialidad en dichos municipios habrá de decidirse "con criterios sanitarios", en función de la evolución de contagios, "no con criterios económicos", añade el comunicado. "Desde la reanudación de la actividad lectiva, las bajas temperaturas, unidas a las necesidades de ventilación derivadas de la pandemia, han ocasionado que las aulas no cumplan con
las mínimas condiciones de habitabilidad".

Para leer más