30 de marzo de 2020
14 de febrero de 2014

Junta pone en marcha un plan contra las enfermedades profesionales con visitas a un centenar de empresas al año

SEVILLA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Empleo de la Junta de Andalucía, Antonio González Marín, ha presentado este viernes en Sevilla el Plan de Actuación en Empresas con Riesgo de Enfermedad Profesional (Paere), con el que está previsto desarrollar anualmente alrededor de cien visitas a aquellas empresas que presentan mayores riesgos de que sus trabajadores estén más expuestos a sufrir enfermedades relacionadas con el trabajo.

Durante unas jornadas celebradas en la sede de la Secretaría General de Empleo de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio González ha detallado las principales líneas de esta actuación, que ha sido elaborada en el seno del Consejo Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, en el que están presentes la Junta y las principales organizaciones empresariales y sindicales, y que nace con el objetivo general de disminuir la incidencia de las enfermedades profesionales y conseguir que afloren otras patologías que se califican como enfermedades comunes y que también pueden estar relacionadas con el trabajo.

Antonio González ha recordado que el Paere tiene como precedentes otras actuaciones importantes para prevenir las enfermedades profesionales puestas en marcha por la Junta de Andalucía, como los estudios e investigaciones sobre riegos emergentes como el mobbing o el síndrome de 'estar quemado' (burn out), los producidos por la exposición a radiaciones electromagnéticas o la incidencia de la toxicidad; o la creación de los Laboratorios Observatorios de Enfermedades Profesionales en Huelva o el de Riesgos Psicosociales de Jaén.

En 2010, la Junta puso en marcha un plan piloto para prevenir las enfermedades profesionales, con una mecánica de trabajo similar al Plan de Seguimiento a Empresas con Mayor Siniestralidad, actuación que había conseguido reducir en un 53 por ciento los accidentes de trabajo en las empresas visitadas.

Con la experiencia de este plan piloto, ha añadido Antonio González, ahora se pone en marcha el Paere, que tiene carácter de actuación estable y que está más que justificado por los datos registrados de enfermedades profesionales en Andalucía, ya que en los últimos siete años se han comunicado más de 5.000 partes de estas patologías.

En este sentido, una de las principales medidas del plan son las visitas que se programarán a las empresas con mayor riesgo, que se seleccionarán por criterios de gravedad y prevalencia, según los datos que proporciona el sistema Comunicación de Enfermedades profesionales de la Seguridad social (Cepross) y su servicio de Alertas.

Los parámetros que se seguirán para programar las visitas, que se prevé que alcancen el centenar cada año, son elegir aquellas empresas que hayan superado los límites de siniestralidad específicos para cada grupo de enfermedad; las que comuniquen enfermedades por riesgos cancerígenos; y las que presenten enfermedades profesionales producidas por agentes cancerígenos, por agentes biológicos o por inhalación de polvo inorgánico, entre otros.

Las visitas tienen un carácter de asesoramiento y son voluntarias por parte de la empresa. Los técnicos, además, tienen previsto dar un papel protagonista a la propia investigación a la empresa, de cara a identificar deficiencias en la aplicación de las medidas preventivas y mejorarlas o aconsejar su aplicación.

Otros objetivos que incluye el Paere son el análisis y revisión de las causas desencadenantes de la aparición de las enfermedades profesionales vinculadas a los diferentes procesos productivos; detectar aquellas empresas en las que existan repeticiones de la misma enfermedad; aprovechar los posibles fallos o deficiencias detectadas en los sistemas preventivos para revisar la planificación de los mismos a través de la evaluación de los riesgos higiénicos de las empresas y de los protocolos de vigilancia de la salud practicados a los trabajadores; o proponer un modelo metodológico para el análisis e investigación de las enfermedades profesionales declaradas con carácter general y las alertas en particular.

El Paere también incidirá en la mejora de la cumplimentación de los partes de enfermedades profesionales y en establecer mecanismos de identificación de posibles nuevas patologías cuyo origen profesional se sospecha y que podrían ser incluidas en el cuadro de enfermedades profesionales.

Por último, el Plan también prevé comprobar la adecuación de los reconocimientos médicos practicados en los diferentes procesos productivos y proteger a los colectivos de trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos higiénicos, a los menores en edad de trabajar y a trabajadoras en situación de embarazo, parto reciente o en periodo de lactancia.