15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 13 de enero de 2010

    La Junta visita Marchena para la reconstrucción del puente del siglo XIX demolido durante el temporal

    El puente de Mamedra será transferido al Ayuntamiento una vez sea reconstruido por la Administración andaluza

    MARCHENA (SEVILLA), 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El director general de Infraestructuras Viarias de la Consejería de Obras Públicas y Transportes, Pedro Rodríguez Armenteros, visitó el pasado viernes Marchena (Sevilla), al objeto de negociar con el Ayuntamiento, gobernado por Juan Rodríguez Aguilera (PA), la reconstrucción del puente del siglo XIX demolido por la Junta de Andalucía durante el temporal de viento y fuertes precipitaciones por peligro de derrumbe.

    El propio alcalde informó a Europa Press de que Pedro Rodríguez Armenteros le visitó el pasado viernes tras un contacto telefónico previo. Dicho contacto, cabe recordarlo, surgió después de que el pleno del Ayuntamiento aprobase por unanimidad de todas sus fuerzas políticas, --PA, PP, PSOE e IU-CA--, una moción que rechazaba la demolición consumada por la Consejería de Obras Públicas y Transportes, porque pese a no estar protegido, el puente de Mamedra constituía una seña de identidad para el municipio.

    Durante el encuentro, a juicio de Juan Rodríguez Aguilera, quedó patente la "voluntad" de la Consejería de subsanar la pérdida del puente, construido en 1873 por el arquitecto francés Luis Alfred Coullaut y demolido por el departamento de Rosa Torres como consecuencia de los riesgos derivados de los daños ocasionados por el temporal de viento y lluvia.

    De hecho, Rodríguez Armenteros manifestó al alcalde su intención de reconstruir la infraestructura de modo que se asemeje "lo máximo posible" al puente original. Pero además, siempre según el alcalde, el director general de Infraestructuras Viarias se comprometió a incluir en el proyecto la "regeneración" de los aledaños del puente como "zona verde" y la posterior transferencia de la infraestructura al patrimonio municipal, porque el puente pertenecía a la Administración autonómica pese a estar levantado en terrenos de propiedad municipal.

    El alcalde de Marchena ya había dicho a Europa Press que el puente "no estaba catalogado" como Bien de Interés Cultural (BIC), pero recordó que tenía más de 130 años de historia y como símbolo de identidad del municipio "era de gran valor sentimental" para la ciudadanía. "Era, como mínimo, de gran valor arquitectónico", dijo recordando que Luis Alfred Coullaut se trasladó expresamente a Marchena para consumar la construcción del puente y acabó "afincándose" en esta localidad sevillana.