21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 18 de septiembre de 2010

    Llamazares pide al Gobierno explicaciones por las condiciones de los CIE denunciadas por el Defensor del Pueblo

    MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El diputado de IU, Gaspar Llamazares, quiere que el Gobierno central explique las medidas que piensa adoptar en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) una vez conocidas las denuncias realizadas por el Defensor del Pueblo sobre las deficiencias que presentan varios de estos centros.

    En su última memoria anual y en lo que se refiere a Andalucía, la institución que actualmente preside María Luisa Cava se fijó en las condiciones de varios de estos centros, como el de Málaga, y denunció que, pese a las mejoras a las que ha sido sometido, aún carece de las condiciones adecuadas para su función y tiene "graves problemas estructurales" que provocan continuas humedades e incluso debilitan su estructura.

    Asimismo, denunció que, pese a que no tiene una zona para familias con patio, dormitorio y aseo independientes, en el CIE de Málaga se han registrado casos de ingreso de menores de edad.

    También el de Motril (Granada) fue motivo de reproche para el Ministerio del Interior, al considerar la institución que resulta "absolutamente inadecuado para la estancia de menores, siquiera de forma provisional". El entonces Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, denunció la práctica de identificar a los detenidos con marcas de rotulador sobre la piel y llegó a pedir el cierre de este centro.

    Sin embargo, los andaluces no fueron los únicos centros cuyas condiciones no pasaron la 'revisión' del Defensor del Pueblo y ahora Llamazares quiere que el Ejecutivo explique qué medidas ha puesto en marcha tras conocer las críticas del Defensor a los CIES de todo el territorio.

    El diputado subraya que el problema principal de estos centros es la propia concepción de los mismos en la Ley, que los define de manera negativa y hace hincapié en el "claro detrimento" de las condiciones de vida que sufren sus internos; en la "inadecuación del modelo", debido a la custodia policial desde el interior; la "ausencia generalizada" de servicios de asistencia social; o la sobre ocupación que sufren.

    Así, Llamazares quiere que el Gobierno especifique cómo va a dar respuesta a los problemas señalados y qué se propone hacer para mejorar las condiciones de vida de los internos, la protección de sus derechos, el control de la actuación policial o la separación entre penados pendientes de expulsión y simples detenidos por estancia irregular.

    Para leer más