25 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Luis Sepúlveda presenta 12 relatos bajo "la paradoja de la fortuna" en su última obra 'La Lámpara de Aladino'

SEVILLA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El escritor hispanoamericano Luis Sepúlveda presentó hoy doce relatos unidos bajo "la paradoja de la fortuna" en su última obra 'La Lámpara de Aladino' (Tusquets). El novelista destacó que "no hay nada más difícil que darle orden a un libro de relatos, porque los cuentos tienen la terrible tendencia de estorbarse unos a otros, se hacen zancadillas, se molestan".

En un encuentro con la prensa celebrado en Sevilla, Sepúlveda explicó que "seleccionó 12 relatos de unos 60 que conservaba de ocho años atrás de trabajo" y que "los 12 cuentos reunían esa característica, tenían el nexo de la paradoja de la suerte".

Cada uno de esos 12 relatos son "una novela en miniatura", según informó la editorial. En ellos se da vida a diferentes personajes e historias donde se rescatan del olvido momentos, lugares y existencias que van desde citas que nunca tendrán lugar, historias de amor prolongadas a los largo de años o hallazgos de tesoros escondidos.

Su escritura se basa en un "único" punto de vista, aquel que le otorga "un lector imaginario", según describió el novelista. "Antes de empezar a escribir me gusta mucho crear la situación y le cuento la historia a ese lector imaginario, me gusta trabajar la oralidad. Aunque sea algo escrito, es una voz la que habla", aclaró Sepúlveda.

El autor de los cuentos reconoció que, en esta ocasión, ha rendido homenaje a personajes suyos de anteriores trabajos, así como a los parajes que un día visitó y que siempre están presentes en un obra. "Por ello invente un relato para acompañar a los personajes durante las 10 ó 12 páginas que dura el relato", así ejemplificaba ese homenaje.

Sepúlveda se mostró reacio a escribir en un futuro una autobiografía, prefiere conceder su experiencia personal a sus personajes. Para un futuro tiene previsto un libro titulado, 'Los años felices', dónde "el personaje vive 30 años de mi vida" aclaró el autor, que considera que "las autobiografías son un ejercicio de vanidad".

DIRECTOR DE CINE

El escritor contó su experiencia como director cinematográfico, primero en la película 'Nowhere' y posteriormente con el documental como 'Corazón Verde', ganador del premio al mejor documental en el Festival de Venecia 2004. Otro documental sobre Neruda se encuentra entre sus proyectos próximos.

Sepúlveda confesó su admiración por Pablo Neruda, al que conoció como "una persona lúdica, con humor, un niño que no dejó de crecer nunca". Otro de los "grandes" para el novelista es el Premio Nóbel de Literatura en 1988, Naguib Mahfuz, quien describió como "uno de los grandes escritores muy mal leídos del siglo XX, uno de los escritores fundamentales para entender el siglo XX".

'Un viejo que leía novelas de amor', posteriormente llevada al cine, fue la obra con la que obtuvo su mayor éxito y gracias a la cual pudo dedicarse a la literatura por completo, dejando a un lado su trabajo como periodista en Alemania mientras vivía en el exilio.

Sepúlveda contó siguiendo el hilo de su exilio que durante muchos años fue un apátrida, pues el gobierno chileno durante la dictadura de Pinochet le despojó de su nacionalidad, sin haberla recuperado a día de hoy. Cuenta con la nacionalidad alemana conseguida durante su estancia en Hamburgo (Alemania).