9 de agosto de 2020
4 de abril de 2008

La mitad de los adolescentes andaluces reconoce que ha sufrido quemaduras por exposición al sol, según un estudio

SEVILLA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Algo más de la mitad de los adolescentes andaluces (53,3%) reconoce haber sufrido quemaduras el pasado verano como consecuencia de una exposición prolongada e inadecuada al sol, toda vez que a un tres por ciento de esta población las quemaduras le provocaron ampollas, según se desprende de un estudio elaborado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) entre mayo y noviembre de 2007 y sobre más de 2.000 alumnos de centros TIC andaluces.

En el marco de la la 'Campaña de Hábitos Saludables ante el Sol en Adolescentes', desarrollada por AEDV y que hoy se presentó en Sevilla, los resultados de este trabajo revelan, asimismo, que un 63,2 por ciento de estos jóvenes andaluces reconoció haber tomado mucho el sol y que un 60 por ciento dijo no haber tomado precaución ante el sol, porcentaje que se elevó hasta 77,4 por ciento de los mismos cuando el día estaba nublado.

Respecto a la franja horaria más frecuente de exposición a a los rayos del sol, la mayoría de encuestados declaró que las horas de máxima exposición se situaron entre las 16.00 y las 18.00 horas, seguida de las 12.00 a 14.00 horas.

En cuanto a los conocimientos sobre protección solar, un 43 por ciento afirmó no saber el factor de protección de la crema solar, un 47,1 por ciento afirmó utilizar el factor 20 y un 9,8 por ciento el factor 40. Con todo, un 45,3 por ciento dijo aplicarse la crema solar una vez al día, un 19,4 por ciento aplicarse la crema solar cada dos horas y un 19,2 por ciento no aplicarse crema solar alguna.

Este dato contrasta con el hecho de que un 39 por ciento de los encuestados manifestó que tiene conocimientos excelentes o muy altos en cuanto a hábitos saludables ante el sol, mientras que un 19,4 por ciento tiene un bajo, muy bajo o nulo conocimiento sobre el tema.

En concreto, la citada campaña constó de dos etapas. La primera consistió en el mencionado estudio poblacional sobre más de 2.000 alumnos de los centros TIC andaluces y en una posterior formación específica sobre los efectos del sol a una muestra representativa de estos jóvenes.

La segunda fase consistió en una posterior encuesta a los alumnos intervenidos y a la muestra control, al objeto de cuantificar la mejora de sus conocimientos tras la formación y los cambios en los hábitos de estos adolescentes ante el sol.

Tras la formación, los hábitos de exposición al sol mejoraron significativamente tras la intervención, reduciéndose la exposición solar alta de un 65 a un 60,5 por ciento y la no prevención solar de un 35,3 a un 28,2 por ciento. Lo más significativo fue el aumento de prevención en los días nublados, que pasó de un 24,8 a un 42,5 por ciento.

Las quemaduras solares también se redujeron significativamente, al pasar de un 48,4 a un 36,6 por ciento, si bien no se registró variación significativa en cuanto al porcentaje de quemaduras con ampollas. Con todo, el nivel de conocimientos aumentó significativamente tras la intervención, al pasar de un 45,5 por ciento con conocimiento muy alto o excelente a un 61,4 por ciento.

De la mano de los laboratorios La Roche-Posay, la AEDV informó de que ha decidido lanzar su campaña de 'Hábitos Saludables ante el Sol en Adolescentes a nivel nacional' para este mismo año bajo el eslogan 'Buen rayito, protégete del Sol'.

TERAPIAS GÉNICA.

Por su parte, el jefe de Dermatología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, Francisco Camacho, ahondó en el "salto cuantitativo y cualitativo" que ha supuesto el desarrollo de la clínica y las nuevas terapias génicas en el avance contra los tumores de la piel como el melanoma.

Al hilo de ello, Camacho declaró a Europa Press que en la actualidad "todo problema que se diagnostica y se trata a tiempo es corregible, se trata o no de cáncer de piel". Por ello, ahondó en la necesidad de seguir avanzando en la educación sanitaria de la población.