26 de enero de 2020
17 de marzo de 2010

Montero valora la mejoría del paciente trasplantado de cara con su pase a planta, pero pide prudencia respecto a su alta

SEVILLA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, María Jesús Montero, valoró hoy la "mejoría" experimentada por el paciente trasplantado de cara en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, que ya ha pasado a planta hospitalaria convencional tras permanecer cinco semanas en la UCI y una semana más en la Unidad de Quemados, si bien pidió "prudencia" respecto a cuándo podría obtener el alta médica.

En declaraciones a Europa Press, la titular andaluza de Salud destacó que el pase a planta del enfermo "habla por sí solo de que está evolucionando adecuadamente", entre otros aspectos, "porque su salida de la UCI implica que ya no necesita tanta vigilancia de soporte vital y cuidados intensivos", en referencia al peligro latente que en este tipo de operaciones tiene el paciente de sufrir un rechazo agudo.

En cuanto a posibles plazos de cara a su alta médica definitiva, admitió que dicha cuestión es impredecible y que dependerá de la propia evolución del paciente. "Ciertamente eso no lo sabe ni el propio equipo asistencial", recalcó Montero, quien aludió a lo "complejo" de este tipo de operaciones "que requieren de gran paciencia y muchas medidas asistenciales, entre ellas de tipo rehabilitador y psicológico".

"Hasta que el equipo asistencial no tenga la seguridad de que el paciente está en condiciones de marcharse a su domicilio no se le dará el alta, siendo esta cuestión por la que no podemos dar ninguna fecha, que por otra lado sería una imprudencia por nuestra parte", zanjó.