8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

El Parlamento rechaza el anteproyecto de Ley del Poder Judicial y pide mantener los actuales partidos judiciales

SEVILLA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento, en el marco del debate de una proposición no de ley, ha mostrado su rechazo, con el voto en contra del PP-A, al anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial aprobado por el Consejo de Ministros "por cuanto conlleva a la desaparición del modelo de partidos judiciales tal y como se conoce en la actualidad, y deteriora un servicio público esencial".

No obstante, la Cámara ha manifestado, por la unanimidad de los grupos, su defensa por un servicio público de justicia cercano, accesible y de proximidad que garantice el efectivo acceso al derecho fundamental a la tutela judicial efectiva en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos.

También se ha aprobado por unanimidad demandar a la Junta a que inste al Gobierno a promover el dialogo y consenso en las reformas que afecten al servicio publico de justicia con las fuerzas políticas, empleados públicos u operadores jurídicos.

En el resto de los puntos, que sólo han sido apoyados por PSOE-A e IULV-CA, se insta también a la Junta a demandar al Gobierno central que se mantenga con carácter general la demarcación y planta vinculada a los territorios conformados por los partidos judiciales, dejando sin efecto la propuesta de centralización en las capitales de provincia que aleja a los ciudadanos de este servicio publico.

También se pide al Ejecutivo andaluz que plantee al Gobierno el mantenimiento de los juzgados de paz para evitar el alejamiento y la concentración de la administración, contraria a los intereses de los ciudadanos; la derogación de la Ley de Tasas Judiciales que impide el acceso a la justicia de los ciudadanos en condiciones de igualdad,

En defensa de la iniciativa, la diputada del PSOE-A Antonia Moro ha explicado que la aprobación del anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial ha puesto de manifiesto la intención del Gobierno central de eliminar los actuales partidos judiciales y los juzgados de paz, consolidando la creación de esa estructura judicial que modifica de forma radical todo el mapa judicial, mediante la creación de los tribunales provinciales de instancia que conlleva abandonar la actual estructura de los partidos judiciales, con circunscripción provincial y sede en las respectivas capitales de provincia.

En su opinión, se evidencia la voluntad recentralizadora del Gobierno central, eliminando los partidos judiciales y los juzgados de paz, con la idea de concentrar la justicia, lo que supone alejar al ciudadano de este servicio publico, especialmente en las zonas rurales, dificultando el acceso a la justicia de gran parte de la población y poniendo en riesgo, de este modo, la pervivencia de este servicio publico.

Moro ha insistido en que la supresión de los partidos judiciales, y la concentración de los órganos jurisdiccionales en las capitales de provincia, tal como está planteado en el anteproyecto de ley, "supone un alejamiento de la administración de justicia respecto a los ciudadanos que habitan fundamentalmente en zonas rurales, y supone un obstáculo al ejercicio del derecho a la tutela judicial efectiva en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos".

PP-A COMPARA A LA JUNTA CON "EL PERRO DEL HORTELANO"

Por su parte, el diputado del PP-A Ramón Ferreira ha criticado la utilización que hace el PSOE-A del Parlamento andaluz para "confrontar con el Gobierno, oponerse a sus medidas y esconder la inacción de la Junta en los distintos campos". En su opinión, esta iniciativa se enmarca en una "supuesta defensa" que la Junta hace de la Justicia, mientras que "la maltrata a diario".

"Son como el perro del hortelano, que ni reforman ni dejan reformar, ni gobiernan ni dejan gobernar", ha apuntado el diputado del PP-A, quien ha querido dejar claro que en el anteproyecto de ley del Poder Judicial no suprime los juzgados de paz, sino que los mantiene todos pero convirtiéndolos en órganos jurisdiccionales.

Ferreira ha pedido a la Junta que, en vez de "mentir" sobre la desaparición de los juzgados de paz, se dedique a ayudar a la modernización y la agilización de la Justicia en la Comunidad, dado que tienen las competencias en esta materia hace 17 años "con un balance muy cortito, lamentable y desolador".

Finalmente, la diputada de IULV-CA Alba Doblas ha asegurado que el anteproyecto de Ley del Poder Judicial "no es rechazable, sino inasumible" y ha advertido de que esta futura normativa supondrá "un ERE encubierto" y un deterioro del ámbito rural "que se irá vaciando de servicios e irá perdiendo población".

En su opinión, esta reforma también tiene como objetivo que no se investigue "eficazmente" la corrupción en España, que haya un control político de la justicia y que el desacuerdo de los jueces haga que las investigaciones en esta materia no prosperen.