26 de enero de 2020
6 de abril de 2010

La Policía localiza y toma declaración al taxista que interceptó al presunto autor del doble atropello

SEVILLA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Sevilla, con la colaboración de las dos asociaciones mayoritarias en el sector del taxi de la ciudad --Unión Sevillana del Taxi y Solidaridad Hispalense del Taxi--, ha localizado y tomado en el día de hoy declaración al taxista que interceptó al presunto autor del doble atropello mortal en el Paseo de Colón de la capital sevillana en la madrugada del pasado 4 de abril, según informaron a Europa Press fuentes del caso.

Según la versión que algunos testigos presenciales del caso ofrecieron recientemente, el taxista, un relevo nocturno que conducía un Citroën Xsara Picasso, se encontraba por la zona cuando se produjo el suceso, razón por la cual siguió al vehículo hasta que aproximadamente a la altura del Teatro de la Maestranza logró acorralar al presunto autor de los hechos, tras lo que llegó la Policía.

Fuentes del caso señalaron a Europa Press que el taxista ha mostrado su predisposición a colaborar en el caso, cuyas diligencias instruye el Juzgado de Instrucción número 9 de la capital hispalense, si bien el hecho de que este profesional descansara al día siguiente del siniestro dificultó su localización inmediata.

Como consecuencia del atropello fallecieron dos mujeres, P.A.H., de 26 años, y A.G.D., de 30, a las 00,45 horas del pasado domingo, a la altura de la Torre del Oro de Sevilla por un conductor en estado ebrio que dio positivo en la prueba de alcoholemia. A consecuencia del suceso, además de las dos jóvenes fallecidas en el acto, otras dos personas tuvieron que ser atendidas por efectivos sanitarios del 061, ambos por crisis de ansiedad.

Un testigo presencial de los hechos, Fermín Gómez, un camarero que se encontraba trabajando en las inmediaciones del accidente, en concreto en el café bar Veracruz, explicó que se percató de unos gritos que procedían de la calle. "Escuché unos gritos y me asomé a la puerta del bar y, de repente, vi dos cuerpos en el suelo y una chica muy alterada. Ha sido un accidente terrible", argumentó Fermín Gómez.

Según las primeras valoraciones de la Policía, el conductor debía circular a una gran velocidad, dada la gravedad del impacto con el vehículo, un Renault Clio de color verde. Al parecer, los cuerpos impactaron con violencia y fueron desplazados casi 40 metros, donde quedaron tirados en medio del Paseo de Colón.

El conductor, F.V.C., ha ingresado en prisión provisional, imputándosele dos presuntos delitos de homicidio por imprudencia, así como un supuesto delito contra la seguridad del tráfico con resultado de muerte. Por ello podría ser castigado penalmente con hasta ocho años de prisión, según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press.