19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • 17 de agosto de 2009

    La Policía reactivará los controles a taxis y formará contra los atracos al sector tras la reunión con Valdés

    También se seguirá a algunos taxis y se creará un protocolo para agilizar las denuncias de las víctimas

    SEVILLA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El sector asociado de taxistas de Sevilla ha mantenido en el día de hoy una reunión con el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, a cuenta de los últimos atracos padecidos por el gremio y la anunciada posibilidad de retirar el servicio nocturno, lo que finalmente no se llevará a cabo al haberse adquirido el compromiso de que la Policía Nacional reactivará los controles a taxis y dará cursos de formación antiatracos a estos profesionales.

    Según explicó a Europa Press el secretario de Solidaridad Hispalense del Taxi, Miguel Ángel Vázquez, en el encuentro con el subdelegado, que el taxi calificó de "magnífico" y con resultados "mejores de lo que esperábamos", se han cerrado cuatro puntos, incluyendo a las peticiones del sector medidas nuevas.

    De esta forma, la Mesa de Seguridad del Taxi, organismo creado a raíz del asesinato del taxista Amador Guerrero en agosto de 2004, volverá a reactivarse de manera inmediata con una primera reunión para las 10,30 horas del próximo miércoles 19 de agosto. A la presencia de la Policía Nacional se sumará la de representantes de la Policía Local, con reuniones con el concejal de Convivencia y Seguridad, Alfonso Mir (PSOE), "para que se involucre".

    Asimismo, se pondrán en marcha nuevamente los controles selectivos a vehículos autotaxi a partir de la noche de hoy, así como seguimientos a vehículos para servir de protección durante el servicio nocturno. "Los efectivos existentes se pondrán a nuestra disposición", resumió Vázquez.

    Un tercer punto de acuerdo, prosiguió el secretario de Solidaridad Hispalense del Taxi, lo constituye la pretensión de comenzar la impartición de cursos de autoprotección ofrecidos a los taxistas por efectivos de la Brigada policial Antiatracos. La Policía acudirá días determinados a la sede de diversas asociaciones para "formar acerca de cómo se debe actuar ante un atraco", dijo, exponiendo que el gremio también desea que ello se lleve a cabo de forma "inminente".

    Por último, se llevará a cabo un protocolo de agilización de denuncias a través de los servicios jurídicos de las asociaciones de taxis, de tal forma que cuando un profesional sea víctima de un robo "no deba ir físicamente a poner la denuncia, sino que es el gabinete de abogados el que la redacta y el mismo letrado el que la lleve a una comisaría".

    MAPA DELINCUENCIAL

    Por otro lado, la Policía estudiaría un mapa delincuencial con las zonas más conflictivas para un mejor conocimiento de los lugares recurrentes en estos delitos. Los taxistas, asimismo, han solicitado a la Subdelegación sistemas de seguridad GPS, "a lo que nos han contestado que, aunque ya no existen programas como los de hace años, si hay proyectos en común no tendrán inconvenientes en apoyarlos".

    Los robos, concluyó Vázquez, están actualmente protagonizados por personas "que no vienen de las capas bajas o marginales, sino gente con apariencia normal y hábitos de vida elevados".

    Por otro lado, Valdés declaró a los periodistas tras la reunión que la Policía Nacional sólo ha tenido constancia de dos atracos a taxistas en lo que va de año, por lo que rechazó que los últimos incidentes constituyan una ola de robos que deba preocupar a la ciudadanía. También instó a la ciudadanía a denunciar este tipo de casos y apostilló que Sevilla es "una ciudad segura".

    EL ÚLTIMO ATRACO, EN CAMAS

    El último incidente se produjo la pasada semana, cuando la víctima recogió a un cliente en la calle Torneo en torno a las 2,30 horas. Éste le solicitó que le llevara a La Pañoleta, una barriada de la localidad de Camas, procediendo a su llegada a "marearlo" llevándolo por varias calles. En las cercanías del Polígono El Manchón, y ya cuando el cliente estaba casi fuera del vehículo, agarró por el cuello al taxista y le dijo que le diera todo lo que llevaba.

    La víctima puso en marcha el vehículo con la esperanza de zafarse del atracador, que le propinó un fuerte golpe en la cabeza y finalmente huyó a unos bloques cercanos con la recaudación del taxi. La agresión propició que el taxista se trasladara hasta el hospital, donde, según el parte médico, al que tuvo acceso Europa Press, se le trató de un traumatismo en la cara, con un hematoma en la zona orbitaria izquierda y el ojo izquierdo con eritema y lagrimeo. También sufrió rasguños en el tórax.