26 de mayo de 2020
22 de noviembre de 2014

PP-A pide una mesa técnica entre Junta y Ayuntamiento de Jerez sobre las barriadas rurales en vías pecuarias

SEVILLA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular andaluz va a pedir el próximo jueves que se cree una mesa técnica de trabajo entre la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera para estudiar la situación de las barriadas rurales que ocupan vías pecuarias en este municipio.

Será en el Pleno del Parlamento andaluz, donde defenderá una proposición no de ley en la que también insta al Gobierno andaluz a desafectar los tramos de las vías pecuarias que pasan por los núcleos clasificados en el PGOU de Jerez como hábitats rurales diseminados, a saber, Cuartillos oeste, Gibalbín, Las Tablas, Baldío Gallardo, El Mojo, Repastaeros-Las Pachecas, Puente de la Guareña y Rajamancera-Cañada del León, barriadas rurales de dicho municipio.

Además, los 'populares' quieren que, en los casos que no se pudiera desafectar la vía en su totalidad en lo que afecta a dichos núcleos, se modifique el trazado de la vía pecuaria, adecuándolo a su tamaño actual, y no se exija el trazado alternativo para poder legalizar las viviendas existentes tras la aprobación definitiva de los correspondientes planes especiales por el Ayuntamiento de Jerez.

Según recuerdan en la exposición de motivos, el PGOU de esta localidad gaditana establece la necesidad de llevar a cabo la regularización de determinados asentamientos poblacionales tradicionales de gran magnitud con un alto grado de consolidación que se encuentran situados en vías pecuarias y, por tanto, en dominio público, manteniendo la continuidad de dicha vía pecuaria.

En concreto, se determinan una serie de zonas que se encuentran en esta circunstancia y que podrían legalizarse y mantenerse al amparo de la figura de hábitat rural diseminado que establece la LOUA en su artículo 46: siendo el caso de los núcleos de Cuartillos oeste, Gibalbín sur, Las Tablas, Baldío Gallardo, El Mojo, Repastaderos-Las Pachecas, Puente de la Guareña y Rajamancera-Caña de León.

Según lo que establece el PGOU de Jerez, siguiendo lo dispuesto en la citada Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, la ordenación de estos núcleos se prevé llevar a cabo a través de planes especiales, en los que se establecerá un marco de convivencia entre el uso residencial y los propios de la vía pecuaria, siendo necesaria e ineludible la desafectación previa de las vías pecuarias para poder consolidar este proceso.

Por tanto, según destaca el PP-A, las actuaciones sobre las vías pecuarias son propias de la Junta, tal y como establece la Ley de Vías Pecuarias que, en su artículo quinto, dice que corresponde a las comunidades autónomas el derecho y el deber de investigar la situación de los terrenos que se presuman pertenecientes a las vías pecuarias, la clasificación, el deslinde, el amojonamiento, la desafectación y cualesquiera otros actos relacionados con las mismas.

Además, recuerda que también el Estatuto de Autonomía de Andalucía, en su artículo 57, fija que la Comunidad tiene las competencias exclusivas en materia de vías pecuarias. "El correcto desarrollo del PGOU de Jerez, en lo concerniente a la ordenación de núcleos calificados como hábitat rural diseminado, pasa por la necesidad de la desafectación de determinadas vías pecuarias, existiendo antecedentes en el municipio de desafectación parcial de vías pecuarias que estaban ocupadas por barriadas rurales", apostilla para exigir la mencionada mesa técnica.