25 de junio de 2019
  • Lunes, 24 de Junio
  • 1 de julio de 2014

    El Programa de Mejora Forestal del Plan de Choque genera 312.636 jornales desde su puesta en marcha el pasado abril

    En la actualidad, hay 181 obras iniciadas en casi 400 municipios de las ocho provincias y se han creado más de 9.000 empleos

    SEVILLA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Las actuaciones del Programa de Mejora Forestal y Regeneración Medioambiental y Rural del Plan de Choque por el Empleo que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio han generado desde su puesta en marcha, el pasado mes de abril, un total de 312.636 jornales en el medio natural. Todo ello gracias a las 181 obras iniciadas que se están llevando a cabo en casi 400 municipios de las ocho provincias de la comunidad autónoma. En total, y hasta el 30 de junio, se han creado más de 9.000 puestos de trabajo.

    En un comunicado se indica que este programa, que sólo en los meses de mayo y junio ha generado 71.103 jornales en toda Andalucía, ha permitido también promover el 'empleo verde' entre parados de larga duración y entre las mujeres, siendo especialmente significativa la participación femenina en la provincia de Córdoba donde se han creado un total de 13.466 jornales. Según los últimos datos, se han realizado 2.125 contratos indefinidos y se han contratado a un total de 4.704 personas procedentes del Servicio Andaluz de Empleo, de ellos casi la mitad, 2092 andaluces, han salido de las listas de desempleo de larga duración.

    El programa de Mejora Forestal y Regeneración Medioambiental y Rural, uno de los tres programas sectoriales del Plan de Choque por el Empleo aprobado por el Gobierno andaluz, contempla en sus dos años de ejecución una inversión total de 90 millones de euros, de los que 50 millones son gestionados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que tiene previstas un total de 183 actuaciones. Este montante económico es cofinanciado por la Junta de Andalucía y fondos Feader.

    Esta iniciativa, tiene como objetivo impulsar el 'empleo verde' en el medio rural mediante obras destinadas, principalmente, a proyectos de prevención de incendios que suponen más de la mitad del presupuesto, y mejora de infraestructuras forestales; trabajos de regeneración; revalorización de los montes públicos; trabajos de conservación de la flora, la fauna y sus hábitats, lucha contra la erosión y la desertificación, y el mantenimiento y restauración del patrimonio rural.

    A estos se unen los trabajos vinculados al empleo indirecto ligado al aprovechamiento y disfrute de los recursos y servicios que ofrece el medio natural (biomasa forestal, el corcho, la piña, los pastos para el ganado o el turismo), destacando, con ello, la importancia de la puesta en valor de muchos montes para su aprovechamiento futuro.