15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 4 de junio de 2019

    El proyecto de Ebro en La Rinconada implica un "plan integral" con dotaciones y usos residenciales y terciarios

    Incluye la "cesión definitiva al Ayuntamiento de la Hacienda Santa Cruz, valorada en 600.000 euros", según el propio Consistorio

    LA RINCONADA (SEVILLA), 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Tras anunciar el presidente de Ebro, Antonio Hernández Callejas, que la compañía apostará en 2019 por invertir 50 millones de euros en la primera fase de la que será su nueva planta de productos de 'convenience' en La Rinconada (Sevilla), el alcalde de dicha localidad, Javier Fernández de los Ríos (PSOE), ha manifestado que dicho proyecto no sólo implica "un importante impulso de empleo y desarrollo económico", sino que lleva aparejado "un plan integral para modernizar toda la zona de Santa Cruz y Santa Caridad".

    En concreto, el máximo directivo de la firma ha destacado que la planta sevillana será el "proyecto estrella" de la multinacional española, en la se invertirán 50 millones de euros en una primera fase para la fabricación de productos de 'convenience', al tiempo que destinará otros 26 millones de euros a lo largo de este ejercicio para ampliar de la planta de Garófalo en Nápoles.

    "Un verdadero esfuerzo inversor para la modernización de nuestro parque industrial, que contribuirá a la mejora de nuestra estructura de costes, así como para seguir liderando el mercado en productos de alto valor", ha avanzado Hernández Callejas en su intervención ante los accionistas de la empresa.

    A colación, y en unas declaraciones recogidas por Europa Press, el alcalde de La Rinconada ha celebrado "la vuelta de Herba a La Rinconada tras el cierre de la Azucarera" allá por 2008, con una actividad que "nada tiene que ver con la industria que se fue, pues ésta es inocua desde un punto de vista medioambiental, que es algo que se tiene muy en cuenta a la hora de potenciar el desarrollo del municipio".

    "GARANTÍAS MEDIOAMBIENTALES"

    Como destaca el edil de Medio Ambiente, Francisco Manuel Díez, "las garantías medioambientales eran una condición esencial para la firma del acuerdo", teniendo en cuenta "la vocación y visión de ciudad verde de La Rinconada". Así, se valora positivamente "la actividad de la empresa, una especie de macro-cocina, que no tiene impacto en materia de emisiones y es considerada medioambientalmente amable". Además, según el edil, Herba estudia "la promoción de un parque solar de algo más de diez hectáreas que garantice los suministros".

    La inversión global del proyecto, según el Ayuntamiento de La Rinconada, superará los 70 millones de euros y lleva aparejada "un plan integral de dinamización de las zonas de Santa Cruz y Santa Caridad", con 24.500 metros de suelo residencial, 30.000 metros cuadrados para usos terciarios, "una ruta alternativa de acceso a la planta que resuelve que la entrada y salida a las instalaciones no generen ruidos ni problemas de tráfico", la incorporación de 12 hectáreas como suelo público destinado a "grandes equipamientos supramunicipales" o la "cesión definitiva al Ayuntamiento de la Hacienda Santa Cruz, valorada en 600.000 euros, que se ampliará con la incorporación de otros 4.300 metros cuadrados para una segunda fase destinada a acoger un futuro centro para convenciones y exposiciones".

    A partir de los aprovechamientos que obtendrá el municipio, según el Ayuntamiento, se proyecta entre otros aspectos "un gran pulmón verde concebido como parque de proximidad" y unos 25.000 metros cuadrados de superficie, así como un auditorio, instalaciones deportivas y un centro cívico.

    Para leer más