15 de enero de 2021
4 de abril de 2012

Los químicos españoles analizarán del 24 al 27 de junio su presente y su futuro en un congreso en Sevilla

SEVILLA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Químicos de España (Anque) organiza su Congreso Internacional de Ingeniería Química que se celebrará los días 24 al 27 de junio en Sevilla, bajo el lema 'Innovando para el futuro', donde ingenieros químicos y químicos de todas las disciplinas y países del mundo debatirán sobre el presente y futuro de un sector "clave para la industria".

En una nota, la organización precisa que el congreso reunirá a representantes de las administraciones públicas y asociaciones empresariales interesados en los campos de la innovación y de las nuevas tecnologías relacionadas con el sector químico, además de empresas, centros de investigación y Universidades, para "presentar y debatir sobre el papel fundamental de la ingeniería química para la industria y la sociedad, de su aportación para el desarrollo de las civilizaciones y la mejora de la calidad de vida".

A través de las diferentes sesiones se profundizará en los nuevos retos y las fronteras del conocimiento en la investigación en ingeniería química. El contenido científico del congreso contemplará más de 750 ponencias estructuradas en 15 áreas temáticas, que cubrirán distintos aspectos de la tecnología química, "mostrando el carácter multidisciplinar de la ciencia, tan necesaria en ámbitos tan diversos de la industria y la sociedad".

El presidente de Anque, Carlos Negro, afirma que "el principal objetivo es el de promover y apoyar el desarrollo profesional en química y tecnología química para mejorar el mundo en el que vivimos".

"La aportación de la química ha sido fundamental en la mejora del bienestar y calidad de vida de los ciudadanos", ha resaltado Negro, que apunta que "en 1900, la esperanza media de vida era en Europa inferior a los 40 años, y entonces la química empieza a proporcionar sustancias para potabilizar agua y combatir gérmenes; a desarrollar medicamentos, vacunas y antibióticos para la salud; fertilizantes y productos para mejorar el rendimiento de los cultivos, entre otras muchas aportaciones". Esta contribución "ha permitido cubrir las necesidades de la humanidad en áreas tan esenciales como la salud, la higiene y la alimentación".

El sector químico está integrado en nuestro país por más de 3.000 empresas, que generan un 11 por ciento del PIB y más de 500.000 puestos de trabajo; es primer inversor en I+D+i y protección del medioambiente.