21 de agosto de 2019
13 de mayo de 2014

El quinto hijo de Ruiz-Mateos no comparece ante Alaya tras no recibir la citación

SEVILLA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

   José María Ruiz-Mateos Rivero, el quinto hijo del empresario jerezano imputado en la causa de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares, no ha comparecido este martes para declarar ante la juez Mercedes Alaya al no haberle sido notificada la citación judicial para ello, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

   La magistrada había citado este martes a declarar al quinto hijo de José María Ruiz-Mateos imputado en la causa, pero el abogado del encausado presentó este lunes un escrito en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla en el que daba cuenta de que no había recibido la citación e informaba a la juez de su domicilio concreto a fin de que le sea remitida al mismo la citación para declarar como imputado.

   La magistrada Mercedes Alaya imputó a José María Ruiz-Mateos Rivero, consejero delegado del Grupo Rumasa, porque de la declaración prestada por el exabogado de la familia Joaquín Yvancos se desprende que "daba instrucciones directas sobre lo que se tenía que hacer en cada una de las empresas del grupo".

   De este modo, sería "conocedor y partícipe de las irregularidades que presuntamente se cometieron en los ERE" del Hotel Cervantes de Torremolinos (Málaga) y Dhul, "conociendo por tanto y siendo partícipe igualmente del presunto tráfico de influencias a favor del Grupo Nueva Rumasa ejercido ante la Junta" por el 'conseguidor' Juan Lanzas "para la financiación de las prejubilaciones de los diversos ERE, así como de los ya referidos pagos efectuados a Lanzas a razón de 100 millones de pesetas por cada ERE".

   "De la anterior exposición deriva que existen personas implicadas en este expediente que serían conocedoras y partícipes de las presuntas irregularidades cometidas en las subvenciones otorgadas a las empresas vinculadas con la familia Ruiz-Mateos y de la existencia de 'intrusos', intermediación y pagos" a Lanzas, dice la juez, que por todo ello imputó al hijo de Ruiz-Mateos y lo citó a declarar este martes.

   José María Ruiz-Mateos Rivero es el quinto hijo del empresario imputado por los cinco ERE del grupo en Andalucía en los que medió el conseguidor de los ERE y exsindicalista de UGT Juan Lanzas, ya que también han sido imputados Álvaro, Zoilo, Javier y Pablo, quienes en sus comparecencias ante la juez Mercedes Alaya señalaron que era su padre quien tomaba todas las decisiones empresariales.